​El Consejo Regulador Montilla-Moriles prevé una cosecha un 20% inferior a la del año pasado

Esta mañana se celebraba el Pleno del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Montilla-Moriles y Vinagre Montilla-Moriles en la sede del Consejo, en el centro Envidarte. Previamente, y antes del comienzo del pleno, el presidente D. Javier Martín Fernández y el director-gerente D. Enrique Garrido Giménez atendían a los medios de comunicación para adelantar algunos de los temas que se han tratado en esta reunión.

En primer lugar, el presidente D. Javier Marín indicaba que se espera que la temporada de vendimia sea “espléndida”, como la que se recogía en la pasada temporada. “Las circunstancias meteorológicas han sido favorables y si seguimos insistiendo en las perspectivas de comercialización, vamos a estar en una situación óptima”. En cuanto a los primeros datos que se manejan desde el propio Consejo, se espera cosechar un 20% menos con respecto a la temporada pasada, año que califican como “extraordinario”. Sin embargo, esta merma en la producción “no afecta en la calidad de los caldos, que es magnífica”.

Estas previsiones coinciden, además, con las aportadas en una reunión de la Sectorial del Vino de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja).

El Consejo Regulador ha informado además que la comercialización de los caldos “se ha bajado un poco con respecto al año anterior, por muchas circunstancias”, añadía Martín. La primera de ellas y fundamental radica en que está disminuyendo la venta de vino en general, “que lógicamente lo sufrimos, pero también debemos dar a conocer nuestros productos”. Los medios de comunicación tienen un papel fundamental en este aspecto, y es el camino que está escogiendo el Consejo para promocionar sus caldos.

El director propone que las bodegas hagan un esfuerzo por comercializar la marca Montilla-Moriles, “debemos hacer una apuesta en firme para que se pida Montilla-Moriles”, y después que cada bodega desarrolle su habilidad para vender su producto. “Se trata de una asignatura pendiente en esta zona”.

Las ventas además, han descendido en un 5% en el producto envasasado. “A la zona le interesa el producto envasado porque ése es el que llega al consumidor y el que la gente identifica”, señalaba Martín. En los últimos tiempos, las bodegas han hecho un esfuerzo por incrementar sus ventas con el producto envasado frente a la venta a granel. “En granel podemos vender mucho pero no existimos, la única manera de conseguir presencia es el envasado”.

El vino envasado, según datos aportados por los propios gerentes, es un 70% de la producción. El año pasado, según expresaba Enrique Garrido, el granel se vendió al completo en torno al mes de junio-julio. “Este año todo ese volumen de vino no ha salido”, se habla de un descenso del 20% en la venta a granel con respecto al año pasado, que se agotaron las existencias.

Otro de los puntos clave a tratar en el pleno celebrado hoy era la aprobación de los presupuestos, que según adelantaban asciende a 698.000 euros. Actualmente el Consejo Regulador tiene un superávit positivo de 7.900 euros. “Prácticamente presentamos un presupuesto equilibrado”. Lo más destacable, según Garrido es que se mantienen las mismas cuotas del año pasado. En cuanto a los gastos de promoción, sufrirán una reducción impulsada por los recortes en la subvención de la Administración, que impide disponer para esta partida de más de 150.000 euros.

Menú