​El Hospital de Montilla registra el nacimiento número 5.000 desde que el centro abrió sus puertas en 2004

El hospital comarcal de Montilla (Córdoba) ha registrado un total de 5.000 nacimientos desde que abrió sus puertas -el 24 de febrero de 2004-, justo en el año en el que se cumple su décimo aniversario. Concretamente, Rubén, un bebé de 3,3 kilogramos nacido este lunes, ha sido el bebé número 5.000 que ha venido al mundo en las instalaciones del centro montillano.

Para ello, durante estos 10 años se ha contado con el trabajo de un total de 57 profesionales sanitarios, entre ginecólogos, pediatras, anestesistas matronas, enfermeras y auxiliares de enfermería y de partos. Todos ellos están implicados en la atención materno infantil que se presta en el hospital.

En lo que se refiere a la atención al parto y puerperio, los profesionales han reorientado su práctica clínica para satisfacer las expectativas de las mujeres, ofreciéndoles una atención personalizada y adaptada a sus deseos y necesidades. En este sentido, la formación en lactancia materna y humanización del parto han sido temas claves y recurrentes en los planes de formación de los últimos años.

Acreditación IHAN

El Hospital de Montilla se encuentra inmerso en la tercera y penúltima fase del proceso de acreditación de la IHAN (Iniciativa para la Humanización a la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia, promovida por la OMS y Unicef).

Esta iniciativa pretende animar a los hospitales, servicios de salud y salas de maternidad a adoptar las prácticas que protejan, promuevan y apoyen la lactancia materna exclusiva desde el nacimiento. A este respecto, cabe destacar que en torno al 90% de los bebés nacidos en el Hospital de Montilla inician la lactancia materna en la primera media hora de vida.

Igualmente, en la línea de impulsar la atención humanizada del parto, el Hospital de Montilla ha implantado la figura de la matrona referente, para que la madre sea atendida en todo el proceso por la misma profesional. Esta matrona ofrece una atención personalizada a la mujer y se encarga de informarla de todas las opciones disponibles para que ésta elija el tipo de parto más acorde con sus preferencias y necesidades. Ocho de cada diez mujeres que paren en el centro montillano lo hacen acompañadas por su matrona referente durante todo el proceso, desde la dilatación hasta el nacimiento. Además, las matronas ofrecen a las gestantes un consultorio telefónico diario, desde las 17h hasta las 21h, para resolver dudas relacionados con la lactancia.

Igualmente, para favorecer la lactancia materna, además de informar a la mujer sobre los beneficios de esta práctica para el bebé y para ella, y con intención de fomentar el vínculo de la madre con el recién nacido, el hospital cuenta con un hotel de madres consistente en un espacio especialmente dotado que usan las mujeres dadas de alta con hijos ingresados, evitando su separación y garantizando así la continuidad de la lactancia.

Balance de partos en el primer semestre de 2014

De enero a junio de 2014, un total de 239 bebés han nacido en el Hospital de Montilla, donde una de cada cuatro mujeres (concretamente un 27,2%) que ha dado a luz lo ha hecho mediante parto natural, es decir sin epidural y mediante el uso de otros métodos alternativos no farmacológicos para el control del dolor, como por ejemplo la relajación mediante las duchas de hidromasaje que existen dentro de cada paritorio, música ambiental, masajes o pelotas de bobath.

Asimismo, el 73,2% de los partos han sido eutócicos y el 13% partos instrumentales. Por otro lado, el 13,4% de los bebés ha nacido por cesárea, y el 65,3% de las mujeres ha solicitado parir con anestesia epidural.

Del mismo modo, y en consonancia con el Proyecto de Humanización de la Atención Perinatal de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, que el centro montillano viene desarrollando desde 2006, se promueve que el parto sea de baja intervención, es decir, que los profesionales permiten que éste evolucione de forma natural, minimizando el empleo de tecnologías o medicación que rompen su curso normal. Dicho plan pretende una participación activa de la mujer en la toma de decisiones que atañen a este momento tan especial, incrementando el protagonismo de ésta durante su propio parto e implicando a la pareja de forma activa en todo el proceso.

Asimismo, también se potencia el vínculo entre madre e hijo, fomentando el contacto permanente de ambos desde el mismo momento del nacimiento. Para ello se aplican medidas como el contacto piel con piel en todos los partos normales, o el método canguro en niños de bajo peso que requieren ingreso. Así, todos los bebés nacidos en el hospital montillano tienen, inmediatamente después de nacer, este tipo de contacto directo con la madre o, en su defecto –como en el caso de partos por cesárea-, con el padre.

Menú