Aguas de Montilla coloca un hotel para insectos, cajas nido y mariposario para preservar la biodiversidad en la depuradora

Con esta actuación se pretende avanzar en la naturalización de la instalación para que favorezca las funciones ecológicas y esté completamente integrada en su entorno natural.

Aguas de Montilla, empresa que gestiona el servicio de agua potable, alcantarillado y depuración en Montilla, mantiene un compromiso consolidado con la protección de la biodiversidad, ya que es consciente de que sólo a través de unos ecosistemas sanos (como bosques, vegetación de ribera, humedales,…), es posible disfrutar de un agua de calidad y mantener unas reservas de agua adecuadas.

Bajo esta premisa, Aguas de Montilla va a naturalizar y transformar su Estación de Depuración de Aguas Residuales (EDAR) de un espacio gris a uno completamente verde, preservando la biodiversidad a través de diferentes planes de acción. Para ello, ha eliminado el uso de fitosanitarios en sus procesos, ha conseguido el apoyo de la Unión Europea para la construcción de una instalación solar fotovoltaica y ahora da un nuevo paso con la instalación de diferentes elementos para la conservación de las especies de la zona.

Entre ellos destaca el hotel para insectos, un espacio preparado para que los insectos puedan refugiarse a invernar o poner sus huevos. Por otro lado, también se han colocado tanto cajas nidos para aves, como cajas nido para murciélagos, así como un mariposario.

Una iniciativa con la que Aguas de Montilla busca la preservación del entorno en el que se encuentra y generar el mínimo de impacto ambiental posible en su actividad.

Su objetivo es llegar a convertir la planta en una Biofactoría. Las Biofactorías se basan en los principios de la economía circular y en la búsqueda de la autosuficiencia energética, el residuo cero y la reutilización del 100% del agua tratada.

De esta manera, en la estación de Montilla ya se reciclan los fangos generados en la EDAR para el abonado de campos de cultivos, mientras el agua de salida es reutilizada por la Comunidad de Regantes de Tintín para el riego del olivar.  En esta línea se ha trabajado en el proyecto REUTIVAR, del que Aguas de Montilla pasará a ser socio colaborador en su siguiente fase, sobre utilización de aguas residuales en el riego del olivar.

Por último, en los próximos meses se pretende realizar una optimización del sistema de aireación de la EDAR, uno de los puntos de mayor consumo energético, con el objetivo de lograr un ahorro considerable en el consumo energético de la infraestructura, así como poder afrontar la construcción del huerto solar que permitirá alcanzar un ahorro energético gracias a esta infraestructura de unos 160.000 Kw al año, lo que supone el 18,5 por ciento del consumo actual de las instalaciones. Además de reducir las emisiones de CO2 en 84 toneladas al año, reforzando el compromiso con el Medio Ambiente y la sostenibilidad de la empresa mixta de gestión del agua del municipio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú