Alerta amarilla por altas temperaturas en la provincia de Córdoba

La Federación Andaluza de Municipios y Provincias a través de la información remitida por la Consejería de Salud y Políticas Sociales a través de la Secretaría General de Calidad, Innovación y Salud Pública informa un nivel de alerta 1, AMARILLO, para el día 15 de julio de 2015 en la provincia de Córdoba.

Recordamos que deberán tomarse las medidas preventivas que establece el protocolo para este nivel de alerta.

CONSEJOS ANTE LAS ALTAS TEMPERATURAS

Durante los días de mucho calor, es recomendable beber agua abundantemente y ofrecer a los niños y ancianos líquidos aunque no tengan sed. No se deben ingerir bebidas alcohólicas (ya que deshidratan) y sí mantener una dieta ligera, preferentemente rica en frutas y legumbres, evitando las comidas calientes y copiosas. Comer menos cantidad y más veces al día.

Debe evitarse la exposición directa al sol, principalmente en las horas de más calor, cuando tampoco se deben realizar esfuerzos físicos y actividades deportivas al aire libre. También hay que descartar salidas, actividades o esfuerzos desacostumbrados, y en caso de que sea inevitable, hacerlo con sombrillas u otros elementos de protección. Es aconsejable usar ropa de tejidos naturales, ligera y holgada, de colores claros, sombrero, gafas de sol y cremas fotoprotectoras acordes con cada tipo de piel.

En casa se pueden seguir unas pautas saludables para paliar los efectos del calor. Así, debemos cerrar las ventanas y cortinas de las fachadas expuestas al sol y abrirlas de noche para facilitar las corrientes de aire. Mantenga sus medicinas en lugares frescos, ya que el calor puede alterar su composición y efecto y use el aire acondicionado o en su defecto ventiladores; si no los tiene procure ir a lugares públicos con refrigeración.

En los desplazamientos por carretera lleve agua abundante y siga las recomendaciones de las autoridades y agentes del tráfico. No se quede ni deje a nadie en el coche con las ventanas cerradas, tenga especial cuidado con bebés y niños.

Vigile la alimentación y conservación de los alimentos: manténgalos en el frigorífico y nunca interrumpa la cadena del frío; no consuma aquellos que infundan dudas o hayan estado expuestos al sol o altas temperaturas. Si hay niños, prepare los biberones en el momento de darlos.

Y si aún así en cualquiera de las situaciones descritas se presenta algún problema o emergencia, recuerde que siempre puede y debe llamar a 1-1-2, el Teléfono de Emergencias disponible las 24 horas del día.

Menú