Andalucía ultima el sistema de dispensación electrónica que agilizará el tratamiento para los afectados de hepatitis C

La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ultima un programa informático específico para que las órdenes de dispensación hospitalaria del fármaco para los pacientes afectados de hepatitis C se puedan realizar de manera electrónica. Así lo ha explicado la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, en la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, donde ha señalado que esta nueva prescripción electrónica en hospitales para medicamentos contra la hepatitis C va a permitir agilizar los trámites para que los pacientes adquieran el tratamiento.

El nuevo tipo de dispensación, que entrará en funcionamiento en un mes aproximadamente, garantizará igualdad en el acceso al medicamento a todas las personas a las que se les indique el tratamiento dentro de la comunidad andaluza. Además, gracias a este sistema, se podrá realizar un seguimiento centralizado y a tiempo real de la dispensación y facilitará el registro de datos para la evaluación de resultados y gestión de los diferentes modelos de financiación.

Sánchez Rubio ha resaltado que esto es una muestra firme de que «Andalucía no escatima esfuerzos para proporcionar a todas las personas afectadas que lo necesiten los medicamentos existentes en el mercado, pues la salud es ajena a intereses comerciales y está por encima de cualquier decisión presupuestaria».

Al finalizar la reunión, la consejera se ha congratulado de que se haya abordado en el seno del Consejo Interterritorial el tratamiento de la hepatitis C de manera coordinada para todo el Sistema Nacional de Salud y, sobre todo, de que se haya establecido una estrategia común, a través de la elaboración de un Plan Nacional en materia de prevención, detección precoz y tratamiento, como solicitaba la Junta de Andalucía.

Andalucía había propuesto la elaboración de un Plan Estratégico Nacional para el Abordaje de la Hepatitis C, consensuado con las sociedades científicas, las comunidades autónomas y con la participación de las organizaciones de pacientes.

En este sentido, Sánchez Rubio se ha mostrado satisfecha por la elaboración de dicho instrumento marco de actuación así como por el hecho de que se haya establecido una comisión técnica y científica formada por profesionales relevantes, expertos en la materia, que asesorarán acerca de los diferentes aspectos que afectan a esta patología. Asimismo, la consejera ha querido expresar su satisfacción y destacar la importancia de que se cuente con la participación de los pacientes a la hora de diseñar la estrategia para abordar esta enfermedad.

Aún sin financiación

Como punto de discrepancia, la titular ha expresado el hecho de que no se haya alcanzado un acuerdo en materia de financiación, a través de la creación de un fondo como solicitaban Andalucía y Asturias, ya que desde el Ministerio de Sanidad se ha planteado que la financiación se decidirá con posterioridad a un análisis epidemiológico y de la situación de cada comunidad autónoma

En este sentido, Sánchez Rubio ha manifestado que espera que en breve se aborde este asunto pendiente y que el Ministerio de Sanidad ofrezca a las comunidades autónomas financiación para combatir la hepatitis C, en función de cada población y posibles casos existentes en cada territorio, ya que es la única garantía de viabilidad del plan y de tratamiento adecuado para los pacientes.

Menú