Las lluvias de la última semana llenan los embalses y los pantanos andaluces

Las dos caras de la moneda: las lluvias y el fuerte viento, que han ocasionado numerosos destrozos en toda Andalucía, tiene su parte positiva y es que las borrascas atlánticas han hecho aumentar el agua de los embalses y pantanos andaluces. El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, reafirma que “el hecho de que haya entrado algo más de 200 Hm³ en los pantanos es una excelente noticia”.

1

DEMARCACIONES

En el caso de la Demarcación Hidrográfica del Tinto-Odiel-Piedras, que ya se encontraba en situación de normalidad, el nivel de las reservas se ha incrementado. Desde ayer están aliviando los embalses de Jarrama, Corumbel y Machos; y el sistema Chanza -con un incremento de 30Hm3- alcanza ya el nivel de reguardo.

En la Demarcación Hidrográfica del Guadalete-Barbate, las reservas se han incrementado en 110 Hm3, por lo que ha quedado totalmente garantizado el abastecimiento a las grandes poblaciones de la zona gaditana. De los 110 Hm3 acumulados, 31 corresponden al embalse de Hurones, y este embalse se puede situar la semana próxima en condiciones muy próximas a la normalidad. De esta forma podrán atenderse las demandas con normalidad o con ligeras medidas de ahorro.

Todos los sietemas de la Demarcación Hidrográfica de las Cuencas Mediterráneas han incrementado sus reservas. En el Campo de Gibraltar, en los embalses de Guadarranque y Charcorredondo, se han recibido aportaciones por encima de los 14 Hm3. El embalse de la Concepción cuenta actualmente con 41 Hm3, 10 Hm3 más que hace una semana; y en los embalses que abastecen a Málaga se han recogido aportaciones de 18 Hm3 y de 9 Hm3 en el embalse de la Viñuela. Con todo ello la situación de los sistemas de la provincia de Málaga permitirá modular las medidas restrictivas en vigor, así como aquellas que estaba previsto iniciar en primavera.

El sistema Béznar-Rules, en situación de normalidad, incrementa también sus reservas en 8 Hm3. Y en la provincia de Almería las aportaciones al pantano de Benínar superan los 7 Hm3.

Por otra parte, el sistema de regulación general del Guadalquivir ha superado el 30%, y el embalse del Negratín cuenta con 212 Hm3, por lo que pudiera ser factible la semana próxima reiniciar las trasferencias desde el Negratín al Almanzora y garantizarse los volúmenes para abastecimiento en el levante almeriense con unos 5 Hm3. Para ello se le pedirá la mayor agilidad al Gobierno central, tal y como ha señalado José Fiscal.

Con todo, se prevé una finalización del año hidrológico con mejores expectativas. Pese a ello, se debe seguir gestionando con prudencia y continuar con la mayoría de medidas operativas iniciadas, ya que el próximo año hidrológico puede responder al mismo patrón del actual y ser seco en su primera mitad; de ahí que se deba garantizar al máximo las reservas disponibles.

Con motivo del aumento de las reservas hidrológicas, el Decreto Ley de Sequía que tiene previsto aprobar el Consejo de Gobierno experimentará algunas modificaciones tras un estudio pormenorizado de la situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú