Ramírez de Arellano presenta las novedades de un inicio de curso universitario marcado por la certidumbre y la estabilidad

30_01_13_aula_universitaria

El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha presentado al Consejo de Gobierno un informe sobre las principales novedades del curso universitario 2016/17. Un año académico, ha señalado, marcado por la “certidumbre y la estabilidad para las instituciones, los docentes, los estudiantes y las familias, tras las medidas adoptadas junto con las universidades en materia de matrículas, personal o financiación”.

Más de 200.000 alumnos andaluces vuelven estas semanas a las aulas, con una oferta académica compuesta por 415 grados, 532 másteres y 163 programas de doctorado. “Un mapa de titulaciones estable que busca crecer en calidad”, ha subrayado el consejero, y que presenta como novedad 19 títulos de máster y cuatro doctorados más que el pasado curso.

La oferta está acompañada por precios de matrículas que se sitúan entre los más bajos del conjunto de España. Para garantizar la igualdad de acceso, Andalucía es además la única comunidad donde se aplica una cuantía única sin distinguir por rama del conocimiento. Así, el coste del crédito para los estudios de grado se mantiene congelado por cuarto año consecutivo en los 12,62 euros. Como novedad este curso, el de los másteres también se congela tras varios años de descenso, tanto para aquellos que habilitan para el ejercicio de una profesión regulada (13,68 euros) como para los que no (29,57 euros).

En materia de internacionalización, Ramírez de Arellano ha destacado el incremento recientemente aprobado en el complemento autonómico a las becas Erasmus. Esta modificación favorece a aquellos beneficiarios de las becas del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, para quienes las ayudas subirán del 50% al 75% del montante base, con un máximo de 438 euros al mes en hasta nueve mensualidades. La iniciativa se complementa con las ayudas a la acreditación de idioma (B1), cuya segunda convocatoria permanecerá abierta hasta el 15 de octubre.

En cuanto al personal, las diez universidades públicas andaluzas dispondrán en este curso de 16.352 profesores e investigadores, una plantilla que permanece estable gracias a las autorizaciones de contratación en el capítulo de Personal Docente e Investigador, que en 2016/17 ascienden a un total de 748 personas, de ellas 255 correspondientes a tasa de reposición y 493 a necesidades urgentes.

Ramírez de Arellano ha remarcado las 377 nuevas plazas de ayudante doctor que se suman a las 605 autorizadas durante los dos últimos cursos. Esta figura permite, dentro de los límites que marca la actual normativa, defender la carrera profesional atendiendo las necesidades docentes e investigadoras a lo largo del tiempo y permitiendo la formación y estabilidad de la plantilla, frente a otras fórmulas transitorias como la de los sustitutos interinos, cuyas plazas deben ser autorizadas cada curso.

Retos ante el nuevo curso

El consejero de Economía y Conocimiento se ha referido también en su informe a los retos que en materia de educación superior e investigación culminarán durante este nuevo curso. En materia económica, ha destacado el plan de tesorería acordado por la Junta y las universidades, que ha permitido desde el inicio de la legislatura saldar el pago a proveedores y reducir en más de la mitad la deuda, que actualmente asciende a 220 millones de euros de los 13.400 transferidos en la última década.

En cuanto al modelo de financiación universitaria, Ramírez de Arellano ha señalado que en 2017 entrará en vigor un nuevo plan sobre la base de garantizar la suficiencia financiera y la estabilidad presupuestaria, asegurando las transferencias como se ha hecho con el de tesorería. Asimismo se reforzará la orientación de excelencia del modelo, con el respaldo de la parte de financiación sujeta a resultados a través de nuevos programas como los de menciones de calidad e incentivos a los mejores grupos de investigación o el desarrollo de los Campus de Excelencia Internacional.

Otro de los retos que fija la Economía y Conocimiento para este curso es la reactivación de la investigación. Tras llevar a cabo un programa puente dotado con 70 millones de euros, Ramírez de Arellano ha anunciado las primeras convocatorias para este otoño del nuevo Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI) 2020, cuyas bases están cumpliendo los últimos trámites para su publicación. Como principal novedad, las universidades se incorporarán como entidades colaboradoras a la gestión de fondos europeos, una medida que ya ha sido formalizada y que permitirá reforzar sus programas de investigación con convocatorias propias. De igual modo se agilizará la justificación de estos fondos a través de los trámites simplificados previstos en el nuevo marco del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).

El titular de Economía y Conocimiento también ha señalado que el PAIDI 2020 servirá de marco para el programa de las becas Talentia, mediante el que se apoya la realización de estudios de posgrado en las mejores universidades del mundo. Estas ayudas se han reformado para dar mayor protagonismo a la investigación de excelencia. En las próximas semanas se publicarán las nuevas bases, que distinguen entre las becas tradicionales, ahora bajo el título ‘Talentia Master’, y las que se incorporan vinculadas a los programas de doctorado de las universidades andaluzas, ‘Talentia Doctorado’.

Menú