Blas Casado: «La semilla que plantamos hoy es un gran árbol y da sombra al bádminton cordobés»

Socialmente se acepta que el deporte es un medio extraordinario para colaborar en la educación de los más pequeños y de los jóvenes. La educación a través de los valores de la actividad deportiva es uno de los objetivos que persigue el Club de Bádminton de Montilla a través de su Escuela y en cada entrenamiento y campeonato.

La historia del Club, allá por principios de los 90 no se forjó hasta el 2002 cuando se retomó la idea original de crear un grupo fuerte alrededor de este deporte. Será en 2006 cuando los miembros participantes dan un paso adelante e incluyen al Club montillano en la Federación. Desde entonces, la familia que componen los practicantes de este deporte considerado minoritario, ha ido creciendo hasta ocupar una fuerte posición en la provincia.

Blas Casado, director actual del Club, María José Ruiz, socia y también integrante del equipo de Liga y Francisco Carrasquilla, que combina la práctica de monitor con la de integrante del equipo y árbitro, atendieron amablemente a Montilla Noticias.

¿Cómo era la afición a este deporte en los inicios del Club, pensáis que ha crecido en los últimos años?

Blas: El cambio ha sido radical y mayúsculo. La primera vez que tomé contacto con el bádminton fue en 1992, recuerdo que se hicieron cursos y yo me formé entonces como monitor. Hoy día, diría que somos un referente, tenemos entrenadores, árbitros que son de Montilla y cubrimos todo el abanico de la práctica de este deporte. Desde el año 2002 ha crecido la semilla que plantamos hoy es un gran árbol y da sombra al bádminton cordobés, a la vez que intentamos estar entre los primeros de Andalucía.

¿Existe algún perfil concreto del jugador de bádminton?


Francisco: El perfil ideal de un jugador de élite de este deporte es alguien un poco alto y delgado pero muy fibroso.

Blas: En la Escuela tenemos jugadores que van desde los 5 años hasta los 65, es muy amplio pero también tiene muchos niveles.

¿Se puede entender el Club sin la Escuela?


Blas: La Escuela fue el gran paso que dimos, vimos que era el futuro del club porque los mayores al final nos vamos retirando y era necesaria una semilla fuerte. Cuando las bases económicas se asentaron, hicimos cursos de monitor y buscamos a alguna persona profesional que orientara la Escuela. Fue una gran apuesta y hoy agradecemos de nuevo a Eva Perálvarez su esfuerzo, nos aportó la profesionalidad y el poquito que nos faltaba. Los niños la adoraban. Intentamos siempre unirnos a gente de la que podamos aprender.

El aspecto económico es para la actual junta del Club una parte principal para el buen funcionamiento, “no hay que olvidar que somos un deporte minoritario y no obtenemos el apoyo de otros deportes”. Cuotas de los socios, patrocinios y subvenciones se suman a las actividades que eventualmente ponen en marcha. “Los niños disfrutan en todos los campeonatos que organizamos”.

Todos los años el Club procura que sea Montilla la sede de algunas competiciones, “intentamos que los niños participen porque es para ellos una oportunidad de competir en casa y para sus familias de ver sus resultados”, indicaba Blas.

La próxima cita, el 22 de noviembre se jugarán en Montilla tres partidos importantes de la liga, que traerán a importantes equipos de diferentes puntos de la geografía española. “Hemos conseguido no ser el Club desconocido, muchos clubes nos están esperando”, añadía Blas. “Los niños tienen que tener un espejo donde mirarse, quieren representar a su pueblo y también jugar en equipo grande”. La Escuela les permite desarrollar sus capacidades físicas y progresar en este deporte, “tenemos la suerte de tener a un gran jugador, Fran Cardador, al que los niños adoran”.

¿Cómo son las instalaciones en las que entrenáis y jugáis?


Blas: Los primeros años nos costó, el Servicio Municipal de Deportes nos adjudicó un sitio y agradecidos desde primera hora. No sabíamos con cuántos niños íbamos a contar, pero poco a poco hemos ido demostrando que funcionamos. Hoy día contamos con 40-45 niños y hemos conseguido la pista central algunos días, sabiendo que somos un deporte minoritario. Nos hemos ganado nuestro sitio, siempre tenemos las puertas abiertas para organizar eventos, material, entrenamientos. En definitiva, apoyan a un Club y un deporte secundario y estamos respondiendo a las expectativas, estamso educando a los niños en el deporte y en llevar una vida sana.



El bádminton, como habéis dicho en más de una ocasión, no es un deporte prioritario. Sin embargo, la joven Carolina Marín se hacía con el título de Campeona del Mundo hace poco. ¿Animará este hecho a la afición a practicar este deporte?

Blas: Gracias a Carolina se ha visto bádminton en televisión que hasta hace poco no existía. Además hay grandes almacenes y superficies que ya no venden material de bádminton. Esperamos este año recibir a más gente en nuestra Escuela, que además hemos creado una Escuela de mayores donde queremos ver a gente nueva.

¿Cuál es el torneo que recordáis con mayor cariño?

Blas: Recuerdo con especial cariño el primer viaje a Almería, sin tener ni idea de lo que nos íbamos a encontrar. Salimos a las 4 de la mañana, el campeonato empezaba a las 9 de la mañana y a las y media ya estábamos eliminados. Nos sentamos, desayunamos y decidimos quedarnos para ver el resto del torneo, al final vinimos a las 7 la tarde. Fue una locura porque íbamos sin equipaciones y sin volantes… Fue una experiencia y cogimos ideas, nos dimos cuenta de que el bádminton que ellos jugaban era muy diferente al que jugábamos nosotros.

Mari : Para mí, sin duda el Campeonato de España de hace cuatro años en el que participaba mi hijo, que era un “pitufillo” que empezó con 5 años y lo veías venir arrastrando la raqueta. Consiguió llegar a los cuartos de final y estar entre los 8 mejores de España. Lo vimos luchar, yo lo pasé fatal y fue una emoción muy grande. Podrá ir a más campeonatos pero para mí ese es el mejor. Vivo este deporte no solo practicándolo yo, sino a través de mi hijo que lo disfruta intensamente.

Francisco: Esta va a ser mi cuarta temporada, no llevo mucho tiempo. Aunque la temporada pasada me puse un reto, ganar un provincial, ya que el nivel andaluz es muy alto. Acabé el año pasado invicto en los provinciales, y guardo un buen recuerdo. Por otro lado, arbitrando guardo muy buenos recuerdos, hemos pitado este año a nivel nacional muchísimo. Por ejemplo, el Campeonato de Jaén, yo estaba pitando un partido y con el rabillo del ojo yo miraba al pequeño Paquito.




Hace poco se hacía pública la rúbrica de un contrato con la filial en España LI-NING, primera marca en bádminton de China y segunda a nivel mundial.

Blas: Así es, con la firma de este acuerdo el equipo pretende dar un salto de calidad en cuanto al material utilizado por los socios y mie
mbros de nuestras escuelas, ya que es muy difícil encontrar material de bádminton. En un futuro cuando organicemos algún campeonato ya colaborará con volantes o alguna camiseta.


Y, por último, ¿cómo afrontáis la nueva temporada?


Blas: Estamos pasando momentos delicados pero no todos pueden decir que sus cuentas están saneadas y hemos tenido la gran suerte de que Eurovent será, inicialmente, nuestro patrocinador. La afrontamos con muchísima ilusión y esperamos disfrutar al máximo del deporte. Estamos lanzando pequeña campaña de captación de socios para dar un paso fuerte el año que viene.

Ahora mismo, los colaboradores más activos del Club se encuentran en plena campaña de información en colegios y cartelería, aunque aseguran que es “el boca a boca” lo que mejor funciona.

Se va a poner en marcha una Escuela para mayores, ya que teníamos definido cómo entraba la gente al club, pero existía un salto grande cuando un adulto se apuntaba, ya que o estaba muy bien físicamente y se incorporaba al grupo de mayores o quedaba excluido. Por ello, hemos querido cubrir ese espacio gradual y dar cabida a personas que quieran simplemente tener una actividad física, echar un buen rato. Esperamos que sea un éxito y ya están llegando muchas personas que van a probar y se van a incorporar.

Trabajo, esfuerzo y paciencia definen la propia personalidad de este Club deportivo. Les deseamos toda la suerte del mundo para la próxima temporada.

Menú