Díaz anuncia un nuevo modelo de financiación para las universidades y un programa para reactivar la investigación

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha anunciado la intención del Gobierno andaluz de poner en marcha un nuevo modelo de financiación para las universidades de la comunidad, que permita «devolverles la certidumbre», así como un programa puente para recuperar la actividad investigadora en las mismas «lo antes posible».

Susana Díaz, ha manifestado su acuerdo con los rectores andaluces en la necesidad de abordar un cambio en la financiación universitaria y ha afirmado que se articulará «fruto del esfuerzo, del trabajo y del diálogo entre todos».

Asimismo, ha señalado que lo urgente en estos momentos es «reducir la deuda y recuperar la normalidad financiera en el menor tiempo posible» con objeto de garantizar la liquidez de tesorería y el cumplimiento de las fechas de pago a proveedores. Para ello, ya se realizó el pasado junio un pago extraordinario de 100 millones de euros a las universidades andaluzas.

Respecto al ámbito de la investigación, Díaz ha anunciado la puesta en marcha de un programa puente para impulsar esta actividad mientras se materializa el nuevo Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI) en el horizonte 2020. Este curso contará con dotación presupuestaria para el año que viene y se enmarca en el objetivo del Gobierno andaluz de abordar en la actual legislatura políticas que fortalezcan el sistema universitario, «verdadero epicentro de la I+D+i y pilar fundamental del nuevo modelo económico», ha destacado la presidenta andaluza.

Además, ha trasladado el apoyo del Ejecutivo autonómico a las universidades andaluzas, que «tienen que recuperar la normalidad y el sosiego perdido durante los últimos años de crisis, época que para algunos ha servido para imponer recortes desde una absoluta falta de diálogo». En la misma línea, ha afirmado que «es el momento de que la Universidad vuelva a ocupar la situación central que merece dentro de nuestra sociedad contemporánea».

La presidenta de la Junta ha subrayado el carácter público de las universidades y la necesidad de que «permanezcan abiertas para todas y todos, lejos de trabas de carácter económico, social, de territorio o de género», para lo que el Gobierno andaluz ha puesto en marcha diversas medidas.

De este modo, ha citado la restitución de la cuantía de las matrículas al momento previo a los recortes educativos impuestos por el Gobierno central y su fraccionamiento hasta en ocho plazos, la congelación del precio de los grados, la rebaja del de los másteres en un 16% y la puesta en marcha de nuevas exenciones, entre las que ha destacado la que exime totalmente del pago a las mujeres víctimas de violencia de género.

Datos del curso académico

El curso académico universitario 2015-16 cuenta hasta la fecha con 207.000 estudiantes distribuidos entre los 415 títulos de Grado, 513 másteres adaptados al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) y 159 programas de doctorado que se imparten en la comunidad.

Dentro del conjunto de enseñanzas de Grado, se ofertan cinco nuevos títulos: Biotecnología, en la Universidad de Almería (UAL); y Fisioterapia, en la Universidad de Córdoba (UCO); además de los grados en Administración y Dirección de Empresas, Derecho y Ciencias del Deporte de la Universidad Pablo de Olavide, a través de su centro adscrito San Isidoro. Asimismo, se incorporan 63 nuevos másteres, con una oferta más orientada a los requerimientos del mercado laboral, sobre todo en las áreas de especialización que marcan los Campus de Excelencia Internacional que funcionan en Andalucía: agroalimentación, biotecnología, biomedicina, salud, energías renovables, tecnologías de la comunicación, y el Campus de Excelencia Internacional del Mar de la Universidad de Cádiz.

Menú