Economía destaca la recuperación del 36% del empleo perdido en la crisis en el primer año de vigencia de la Agenda por el Empleo

El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha presentado los principales datos del nuevo ‘Informe de Coyuntura Económica Andaluza’, referido al primer semestre del año, «que confirman un mejor comportamiento relativo de la economía andaluza, según los indicadores más avanzados».

Ramírez de Arellano ha subrayado la recuperación del 36% del empleo perdido durante la crisis, en el primer año de vigencia de la Agenda por el Empleo 2014-2020. Si el año 2014 marcó el comienzo de la recuperación del empleo, en la EPA del segundo trimestre de 2015 se constatan los mejores datos registrados desde la crisis: el paro ha bajado en 98.700 personas, lo que supone un descenso del 7,26%, y se han creado 177.800 empleos más respecto al segundo trimestre del año pasado. «Lo mejor, que alrededor de un tercio de los nuevos empleos y de la reducción del paro en toda España viene de Andalucía», ha celebrado el consejero. «Es una buena noticia, pero no nos conformamos con la tasa de desempleo que sigue siendo alta y seguimos en la línea de activar todas las medidas posibles para recuperar la totalidad de lo perdido».

En un encuentro con los medios de comunicación bajo el título de ‘Radiografía Económica Andaluza’, el consejero también ha enfatizado en el indicador de crecimiento económico interanual en la comunidad situado en un 2,6% en el primer trimestre del año, si bien la media de todos los estudios apuntan a un crecimiento económico medio del 2,8%, con puntas máximas de hasta el 3,1% para todo el año 2015.

Por el lado de la demanda, Ramírez de Arellano ha destacado la consolidación de la tendencia de 2014, al incrementarse el consumo un 2,5% interanual, animado por la creación de empleo, y la inversión en un 4,1% interanual, otorgando solidez al proceso de recuperación económica, y poniendo de manifiesto el cambio de tendencia en las decisiones de inversión de las empresas. Dichas decisiones empresariales, además, vienen dadas por la buena confianza de los empresarios en la marcha de la economía andaluza, según el Índice de Confianza Empresarial en Andalucía que registra, analizando los dos últimos años del indicador, un crecimiento del 16,1%.

Respecto al comercio exterior, el consejero ha subrayado que desde enero a mayo de 2015, Andalucía ha reducido un 80,3% su déficit comercial interanual, gracias al crecimiento del 3,4% de las exportaciones no energéticas. Ello sitúa el déficit comercial en 361 Millones de euros y una tasa de cobertura del 96,8%. «Para analizar la competitividad del sector exterior andaluz debemos tener en cuenta la balanza comercial no energética y ésta arroja un superávit no energético de 4197 millones de euros, casi el doble de la que presenta España en su conjunto (2174 Millones de euros)» ha añadido.

Igualmente, entre las principales cifras que arroja la economía andaluza en el presente ejercicio, el consejero Ramírez de Arellano, ha incidido en la creación de sociedades mercantiles, que han crecido un 2% frente al decrecimiento del 0,2% en España. Además, estas cifras vienen a ser reforzadas por los últimos indicadores sobre el tamaño y la supervivencia de nuestras empresas, arrojados por el IECA (Instituto de Estadística y cartografía de Andalucía). Según éstos, tras años de descenso, crece el número de empresas de tamaño intermedio (10-49 trabajadores) y sube en 8,3 puntos porcentuales la supervivencia de las empresas en su primer año de vida.

El consejero Ramírez de Arellano ha concluido que «la tendencia de todos estos datos corrobora la decisión de la Junta de Andalucía de profundizar en la innovación, la investigación y la internacionalización como principales palancas para un verdadero cambio estructural en la economía andaluza».

El modelo económico en el que se trabaja, en la actualidad, desde su departamento se centra en la consecución de la recuperación económica desde la igualdad de oportunidades. «Nadie debe quedar al margen de la recuperación, y desde esta Consejería se trabajará para corregir situaciones de desigualdad, como las generadas por el ejecutivo del PP con medidas como el recorte en becas, que han dejado de ser un derecho para convertirse en un privilegio.»

Menú