El Centro de Arte Rafael Botí ultima su puesta a punto para abrir sus puertas en los próximos meses

El Centro de Arte Contemporáneo para Jóvenes Creadores Rafael Botí, proyecto impulsado por la Diputación de Córdoba, ultima su puesta a punto para abrir sus puertas en los próximos meses y lo hará “siempre que se puedan cumplir los plazos”, en palabras del delegado de Cultura de la institución provincial, Antonio Pineda, con una exposición cedida por el Museo de Bellas Artes de Bilbao.

Tanto Pineda como el vicepresidente primero de la Diputación, Salvador Fuentes, y el vicepresidente tercero, Manuel Gutiérrez, se han trasladado al espacio ubicado en la calle Manríquez para conocer, junto al arquitecto del Servicio de Conservación Joaquín Gómez de Hita y el director de la obra, Juan Aparicio, el resultado de los últimos trabajos.

Respecto al contenido del centro, Antonio Pineda ha explicado que “este va a ser un espacio para presentar no sólo obras de arte, sino también otras actividades creativas como la música. Habrá pequeños conciertos de grupos”.

En este sentido, el vicepresidente primero de la Diputación, Salvador Fuentes, ha afirmado que “este es un edificio para impulsar el talento de los jóvenes creadores, no sólo obras de Rafael Botí” y ha manifestado que “hay tres plantas para diversificar en todo tipo de actividades culturales para gente que venga haciendo cosas diferentes y se puedan así buscar la vida en este ámbito”.

Asimismo, Salvador Fuentes ha señalado que “se ha añadido valor al pulmón histórico de Córdoba, a su casco histórico, estamos en el mejor sitio posible”, y ha apuntado que “se han hecho más cosas con menos recursos y eso también es gracias a los técnicos de la Diputación”.

En esa línea, Manuel Guitiérrez ha subrayado que “diez años después de comenzar se va a concluir esta obra y en esta última actuación hemos conseguido un ahorro de 500.000 euros”.

Por otro lado, el arquitecto Joaquín Gómez de Hita ha indicado que “se ha puesto en valor un edificio con una arquitectura respetuosa con la tradición, ya que se desarrolla en torno al patio, y es absolutamente contemporánea, porque se ha establecido una iluminación, climatización adecuada a los fines del edificio y con zonas accesibles”.

Finalmente, el arquitecto y director de la obra, Juan Aparicio, ha explicado que el edificio cuenta con tres plantas y un sótano, y que el edificio permite acoger un abanico amplio de actividades: exposiciones, talleres, reuniones de trabajo, depósito de archivos, etc. 

Menú