El Grupo Municipal Popular muestra su total desacuerdo ante el incumplimiento reiterado por parte del alcalde del incumplimiento de las normas de moderación del pleno

Con fecha once de enero del 2016, se celebró pleno ordinario en el Ayuntamiento de Montilla en el que, una vez más, el Sr. Alcalde, Rafael Llamas Salas, hizo uso de su habitual mala práctica en su papel de moderador en la sesión plenaria, no dando la palabra a este grupo que suscribe en pleno debate y por alusiones –graves- al Grupo Municipal

Popular. 

Sin embargo, esta situación no es nueva, data desde el inicio de su andadura como Alcalde en el Ayuntamiento de Montilla. Desde el principio de la legislatura, son reiteradas las ocasiones en las que el Sr. Llamas en su papel de moderador niega la palabra a los Concejales de este Grupo, y por ende, condena al silencio al 35 % de los montillanos a los que representamos vulnerando la ley y, con ello, las reglas de la democracia.

En múltiples ocasiones, a los concejales del grupo popular se les ha negado la palabra y en concreto, en la última sesión plenaria se han hecho acusaciones graves por el cogobierno de PSOE e IU, susceptibles de ser llevadas a los tribunales, negándonos el Sr. Llamas, el turno de réplica por alusiones, dejándonos en situación de indefensión.

Desde el Grupo Municipal Popular, tras meses de vulneración de nuestros derechos políticos fundamentales, dada la pretensión del Sr. Alcalde de hacer del Ayuntamiento su feudo personal desatendiendo las demandas de la oposición y de los ciudadanos que la misma representa, y sin el más mínimo respeto a la legalidad, nos vemos obligados a manifestar nuestro malestar y denuncia pública ante tal situación, deseando que el Sr. Alcalde, Rafael Llamas, rectifique y modere las sesiones plenarias conforme a la legalidad, dando los turnos de palabra solicitados y por alusiones a todos los grupos por igual, moderando las sesiones plenarias con seriedad.

Menú