EL NECESARIO IMPULSO A LA AUTOVÍA DEL OLIVAR

La autovía del Olivar conocida también como Eje Diagonal Intermedio se comenzó a construir en 1998 por la Administración Autonómica andaluza, y pretende unir las ciudades de Úbeda (Jaén) y Estepa (Sevilla), discurriendo por donde ahora lo hacen las carreteras autonómicas A-318 (Estepa N-432) y A-316 (Úbeda N-432). Con un trazado total de 170 kilómetros, entre las provincias de Jaén, Córdoba y Sevilla. Ya se disponen de 76,5 kilómetros de autovía continua en la provincia de Jaén, desde Úbeda y Baeza, hasta Martos, pasando por Mancha Real y Jaén capital.

Este proyecto está integrado en el Plan de Infraestructuras para la Sostenibilidad del Transporte de Andalucía (PISTA), de competencia exclusivamente autonómica, aunque se le ha ido incluyendo en los últimos años fondos procedentes de la Unión Europea, a través de los Fondos FEDER.

Este eje transversal en el interior de Andalucía comunica directamente con otras seis vías de gran capacidad, desde la Autovía A-92 a la altura de Estepa a la futura Autovía A-32 de Linares a Albacete por Úbeda.

Sin duda alguna, cuando esté terminada, va a suponer un excelente soporte de comunicación de un buen número de ciudades medias que han experimentado un crecimiento económico importante en las últimas décadas. El objetivo de esta autovía es, por tanto, favorecer el desarrollo económico de los más de 90 municipios situados en el ámbito de este corredor viario. Más de 800.000 personas podrán acceder a esta vía en un tiempo inferior a 25 minutos. Por tanto, esta autovía no solo afecta a municipios como Cabra, Lucena Puente Genil o Doña Mencía, sino, por el contrario, es del mayor interés para todo el sur de la provincia de Córdoba (Montilla, Fernán Núñez, Aguilar, Monturque, etc.).

Una vez finalizadas las obras, se calcula que la autovía del Olivar supondrá una reducción del tiempo de recorrido actual entre las ciudades de Úbeda – Jaén – Cabra – Estepa de 60 minutos. Esto es debido al aumento de la capacidad de la carretera, a la mejora del trazado y a la construcción de variantes de población que evitan el paso de los vehículos por los cascos urbanos, y las consiguientes retenciones, según calcula la propia Consejería de Fomento y Vivienda, a través de su Agencia de Obra Pública.

Hace unos días, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha inaugurado el tramo de la variante norte de Mancha Real, de 8,4 kilómetros. Y como destacó su Consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, a finales de 2015 estará en servicio el 80% de la autovía en la provincia de Jaén.

En Córdoba sin embargo, sólo se cuenta con 10 kilómetros en servicio. Los 10 kilómetros que unen Cabra y Lucena, y cuyo tramo fue inaugurado el día 3 de julio de 2009, por el entonces presidente, José Antonio Griñán, con una inversión de 26,4 millones de euros.

En definitiva, de los 320 millones de euros invertidos hasta ahora, 294 millones de euros (92%) se han invertido en la provincia de Jaén y 26 millones de euros (8%) en la provincia de Córdoba.

Después de 17 años, esperamos desde aquí que se priorice esta inversión lo antes posible.

Menú