La delegada del Gobierno defiende la vigencia de los valores del 28 de Febrero y hace un llamamiento a la participación política

La delegada del Gobierno, Isabel Ambrosio,  ha defendido la vigencia de los valores que impulsaron la autonomía andaluza y ha hecho un llamamiento a la participación  política, en el acto de celebración del Día de Andalucía en Córdoba, en el que se han homenajeado a once personas y colectivos cordobeses. 
Isabel Ambrosio ha destacado al capacidad de integración del pueblo andaluz, que sigue afanándose pro construir una sociedad más inclusiva, mejor y más justa, y ha señalado que el 28 de Febrero tiene en la actualidad una vigencia cultural y política: “Es cultural, ha dicho, por la importancia que nuestro Estatuto de Autonomía concede al ejercicio y defensa de las costumbres, entendidas como modos de pensar, sentir y actuar propios de Andalucía. Y es política, porque esta fecha nos recuerda que ésta es la hora de la política, del protagonismo de la ciudadanía, que reclama participar en el diseño del presente y el futuro, opinar e intervenir en las decisiones que afectan a la colectividad”. 
La delegada ha destacado los grandes objetivos conseguidos en las tres últimas décadas, tanto desde el punto de vista del desarrollo material como de la convivencia y la estabilidad social, al tiempo que se ha defendido la idiosincrasia de cada territorio frente al riesgo de uniformidad. 
Isabel Ambrosio ha defendiendo un proyecto común para España que garantice la igualdad y reconozca las particularidades de cada territorio, y ha apostado por el diálogo y el entendimiento para no renunciar a lo que legítimanente nos corresponde ni pretender lo que corresponde a otros: “El Estado de las autonomías, ha afirmado Ambrosio,  plantea un escenario obligado a combinar la unidad y la diversidad en todos los ámbitos, preservando la igualdad y los derechos por los que tanto hemos luchado”. 
En otro orden, al delegada se ha referido al prestigio de las instituciones, empresas, universidades andaluzas y de la marca Andalucía, y a la capacidad de nuestra tierra para desarrollarse junto al resto de comunidades de España y en el contexto europeo, y ha afirmado que “la acción colectiva nos llevará a formar parte de la locomotora del futuro”.
Con respecto al momento difícil que atravesamos, Isabel Ambrosio ha mostrado su confianza en la fuerza y la inteligencia del pueblo andaluz para proponer respuestas eficaces para salir de la crisis manteniendo los principios básicos de solidaridad y la defensa de los menos favorecidos. 
La delegada ha tenido también palabras para las familias y los jóvenes que están viviendo dificultades, para quienes ha reclamado, una respuesta basada en al solidaridad y en la definición de un nuevo modelo productivo que ya se está impulsando desde muchos sectores de Andalucía, contando con la colaboración de la Junta. 
Ambrosio ha señalado que en Andalucía estamos gestionando la crisis protegiendo a quienes más lo necesitan, al tiempo que cumplimos el objetivo de déficit en el ámbito nacional, en una clara muestra de eficiencia, para lo que ha sido decisiva la contribución y el compromiso de las trabajadoras y trabajadores públicos.  
Ante los retos del futuro, la delegada ha señalado que vamos hacia un nueva estructura productiva que ponga en valor nuestro capital humano y nuestro tejido empresarial, donde la actuación conjunta de los recursos públicos y privados sirva para crear valor añadido que sirva para que los sectores más perjudicados por la crisis vuelvan a la senda del desarrollo. 
“Se trata, ha dicho Isabel Ambrosio, de un nuevo modelo económico, basado en el equilibrio, en la correspondencia entre precio y valor y en el reparto proporcional de la riqueza entre los que la generan, lejos de las tentaciones especulativas que vacían de contenido el trabajo y sustituyen la inversión productiva por una ruleta rusa de la economía. Para todo ello, la autonomía no es el problema, sino la solución ”. 
Menú