La gran mayoría de los andaluces reconoce que el medio ambiente contribuye al bienestar humano, según datos del Ecobarómetro


DSC_0959
Foto: cedida

La gran mayoría de los andaluces reconoce que el medio ambiente contribuye al bienestar humano según el Ecobarómetro 2013, cuyos resultados han sido presentados en Sevilla por la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano. En este sentido, la consejera ha apuntado que nueve de cada diez andaluces consideran que el medio influye mucho o bastante en la salud y en la disponibilidad de agua, alimentos o energía. A ello hay que sumar que otra gran parte cree que la conservación de los ecosistemas mantiene una clara conexión con las acciones cotidianas, la seguridad y estabilidad de la vida y, en un menor grado, con las relaciones ciudadanas.

 

El sondeo, elaborado por el Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA) para la Consejería, revela también que el problema del desempleo centra la preocupación de la mayoría de los ciudadanos (88,5%), seguido por los relacionados con la política y la administración (33,8%) o con la situación económica (24%). Estos asuntos han desplazado a otros como la vivienda o la inmigración, que en ediciones anteriores tuvieron un protagonismo destacado y que ahora apenas suman un 2% de las respuestas, y a los medioambientales, que sólo son citados por un 3,3% de los encuestados.

 

Para Serrano, esta inquietud por otros temas “debemos evitar que se repitan acontecimientos o situaciones que al calor de un desarrollo imprudente, pongan en tela de juicio las políticas ambientales”, así como impulsar una serie de programas e iniciativas (ecoturismo, empleo forestal, etc.) encaminadas a crear empleo verde. En definitiva, implantar un modelo de crecimiento más estable y sólido, en el que la conservación del medio ambiente  juegue un papel destacado.

 

Igualmente, este trabajo confirma que el cambio climático es el primer problema ambiental del planeta para el 48,7% de los encuestados, seguido de la contaminación (36% ) y la destrucción de la capa de ozono (27,4%). Sin embargo, a nivel local la suciedad de las calles es lo que más afecta a los andaluces (28,2%), seguido por la falta de zonas verdes (21,7%) y el ruido (20,85), que continúa perdiendo importancia entre los andaluces.

 

A escala regional, los incendios forestales se consideran, como en todos los sondeos anteriores, el principal problema de Andalucía, señalado por un 51,6% de los ciudadanos. Le siguen a mayor distancia la contaminación (24,1%) y el deterioro de playas y mares (23,4%). Cabe destacar que tan sólo para un 6,2% de los encuestados le preocupa la escasez de agua, debido a los buenos registros pluviométricos de 2013.

 

En relación con las conductas proambientales, la más extendida entre los andaluces es la reducción del consumo de energía (bajar la climatización, aparatos de bajo consumo, etc.) (88%), el ahorro de agua en el hogar (87,6%) y la realización de desplazamientos en su localidad a pie, en bicicleta o en transporte público  (67,5%).

 

Asimismo, para mejorar la gestión del agua, la mayoría de los andaluces apuesta por el uso eficiente de los recursos hídricos en sus hogares, según señala el 43,8%. Según los encuestados otras medidas para lograr un consumo eficaz se lograrían evitando las fugas de agua (35,5%), mejorando los sistemas de riego (27,5%) o construyendo más pantanos (22%).

 

El sondeo resalta también la pérdida de confianza que inspiran en los andaluces las actuaciones de carácter ambiental que llevan a cabo las distintas administraciones públicas. En este sentido, el Gobierno de España es la institución que sufre un mayor desgaste (tres décimas), seguido por la Unión Europea y los ayuntamientos (dos décimas) y la Junta de Andalucía (una décima).

 

El Ecobarómetro de Andalucía es un instrumento puesto en marcha por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio para medir la percepción social del medio ambiente en nuestra Comunidad Autónoma y elaborado por el Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA), dependiente del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Su principal objetivo es analizar las actitudes de los andaluces sobre temas relacionados con esta materia, su comportamiento individual  y colectivo, así como la valoración que hacen de las actuaciones desarrolladas por las distintas administraciones y organismos públicos. Esta encuesta se ha realizado a un total 2.408 personas, mayores de 18 años,  durante los meses de junio y julio de las ocho provincias andaluzas.

Menú