La Guardia Civil ha practicado en Córdoba más de 5400 auxilios humanitarios y rescates en 2015

La Guardia Civil ha practicado en Córdoba durante el pasado año 2015, un total de 5457 auxilios humanitarios y rescates.

La mayoría de estas actuaciones se han efectuado en las carreteras de la provincia, donde se han realizado 3255 auxilios a usuarios de las vías.

Otros 349 auxilios lo han sido sanitarios, entre los que destacan 177 a heridos o enfermos. También se han efectuado 8 rescates en montaña, de los cuales 6 han sido a senderistas, siendo las personas auxiliadas 25 senderistas. Asimismo, se han efectuado 11 rescates sanitarios en vehículos accidentados y 2 en medio acuático en diferentes embalses de la provincia.

También los Guardias Civiles han efectuado 1613 auxilios informativos y 141 auxilios de acompañamiento de los cuales 12 han sido a menores y otros 12 a incapaces o personas abandonadas.

Otra de las principales preocupaciones de primer orden para La Guardia Civil, lo es la desaparición de personas, principalmente la de menores de edad y mayores con limitaciones físicas o psíquicas. Ante ello, se realiza siempre un esfuerzo muy importante de investigación, de medios y personal para proceder a su búsqueda y localización, evitando que la persona desaparecida pueda caer en situación de riesgo para su integridad física y acabando lo antes posible con la desesperación, estado de ansiedad e incertidumbre, en que se encuentran sus familiares.

En este sentido durante el pasado año 2015, se presentaron 80 denuncias por desaparición de personas en distintos municipios de la provincia. En todas ellas intervino la Guardia Civil.

Entre los principales servicios humanitarios y rescates efectuados por los Guardias Civiles, podemos destacar el rescate efectuado el pasado día 25 de enero, por la Guardia Civil de Priego de Córdoba en colaboración con el Grupo de Exploraciones Subterráneas G40 de dicha localidad, de seis senderistas, entre ellos dos menores de edad, que se habían perdido en el paraje de la Sierra “Horconera” de Priego de Córdoba, en la denominada cueva del Morrión, a 1.369 metros de altura, próximo al pico de la Tiñosa.

Los senderistas, se encontraban perdidos y sin agua. La falta de luz natural, las bajas temperaturas reinantes y lo escarpado del terreno, hicieron muy complicado su localización y arriesgado su rescate.

Una vez localizadas las coordenadas exactas, y dado la dificultad del ascenso, se requirió el auxilio del Grupo de Exploraciones Subterráneas G40 de la localidad, que junto con componentes de la Guardia Civil de Priego de Córdoba, iniciaron el ascenso, llegando a la cueva sobre las 22:45 horas, localizando a los senderistas en buen estado de salud, aportándoles agua y calzado, ya que una mujer tenía el calzado estropeado y había sufrido un ligero esguince.

Otro de estos servicios se llevó a efecto el pasado día 9 de abril por una patrulla de la Guardia Civil de Montilla, que observó a primera hora de la tarde, durante un servicio de vigilancia de carreteras, desarrollado por la A-307, a una persona de avanzada edad circulando a pie por dicha carretera.

Esta persona transitaba por la carretera sin chaleco reflectante y con restos de sangre en la cara que al parecer se había producido por una caída que le había causado una fuerte desorientación.

Ante su negativa a trasladarlo a un centro sanitario para ser asistido, lo acompañaron a su domicilio en Montilla, donde hacía algunas horas era buscado por sus familiares.

Otro de estos servicios, se llevó a efecto el pasado día 9 de octubre en la localidad de Posadas, tras tenerse conocimiento sobre las 22:50 horas, que en la citada localidad, había desaparecido un vecino de la localidad, de 68 años de edad, el cuál presentaba problemas médicos, y que se desorientaba con facilidad, el cual salió a dar un paseo por los alrededores de la vivienda, sin que todavía hubiese regresado.

Una vez recabada toda la información se estableció un dispositivo de servicio a pie, compuesto por las patrullas en servicio en la zona, ampliándose posteriormente, dadas las condiciones meteorológicas adversas, logrando la Guardia Civil localizar al desaparecido, sobre las 08,15 horas, del día siguiente en las inmediaciones de Posadas, en perfecto estado físico, si bien el mismo se encontraba desorientado, siendo trasladado al domicilio familiar y posteriormente al centro de salud.

En el dispositivo establecido, además de un total de 15 Guardias Civiles han intervenido miembros de la Policía Local de Posadas.

Menú