La Guardia Civil imputa varios delitos a dos vecinos de Córdoba por la muerte por disparos de cuatro reses bovinas en una finca de Alcolea

La actuación de la Guardia Civil tuvo lugar como consecuencia de los servicios que se vienen desarrollando en la provincia de Córdoba con la finalidad de prevenir y erradicar prácticas ilegales en la materia de Caza.

El operativo en concreto se desarrolló, tras detectar la patrulla del SEPRONA de Córdoba, durante un servicio propio de su especialidad, de prevención y actuación en materia de furtivismo como en el interior de un vehículo que circulaba por Cerro Muriano transportaban abundantes piezas de carne, en concreto las extremidades, vísceras y lomos, las cuales tras su estudio se pudo determinar que pertenecían a una res vacuna, siendo intervenida. Asimismo, se intervinieron dos cuchillos con restos de sangre y varias linternas.

Las gestiones practicadas para averiguar la procedencia de la carne, permitieron saber que se había presentado una denuncia en el Puesto de Córdoba, por daños, por la muerte intencionada de tres reses de bovino en una finca de Alcolea, hecho que hizo a los Guardias Civiles especialistas del SEPRONA, vincular la actuación reseñada con la denuncia presentada.

Durante el transcurso de las investigaciones, se localizó con posterioridad en zona próxima al lugar de los hechos otra res muerta por impacto de bala, que no había sido descarnada.

Ante ello, y dado el procedimiento utilizado para dar muerte a los animales domésticos, el intento de sustracción de la carne y el abatimiento del cuarto ejemplar de res bovina, los Guardias Civiles del SEPRONA, procedieron a la imputación de los ocupantes del vehículo, como supuestos autores de los delitos de daños, hurto y contra la flora y la fauna y los animales domésticos.

Imputados y diligencias instruidas han sido entregadas a la Autoridad Judicial.

Menú