La Junta concluirá la capa de rodadura de la A-421 y reactivará la travesía de Villarrubia con una inversión de 6,29 millones

La Consejería de Fomento y
Vivienda de la Junta de Andalucía reactivará este año las obras de
acondicionamiento de la A-421, de acceso a la estación del AVE de Los
Pedroches, que se encuentran únicamente a falta de la extensión de la última
capa de rodadura, y las de mejora de la travesía de Villarrubia, actuaciones
que a las que destinará 6,29 millones de euros. Cada una de estas obras
supondrá una inversión de algo más de tres millones de euros, según ha
explicado hoy la delegada territorial de la Consejería de Fomento y Vivienda,
Marisantos Córdoba.

 

La reanudación de estas dos
intervenciones en la provincia de Córdoba se produce por la aprobación hoy por
parte del Consejo de Gobierno de una transferencia de 13,5 millones de euros de
fondos Feder a diez actuaciones en carreteras de la red autonómica y a la construcción
de nuevas estaciones de autobuses. Todas estas obras, entre las que se
encuentran las dos actuaciones en Córdoba, requieren para su finalización 52,4
millones de euros, por lo que el resto de la financiación (39 millones) se
consignará en el ejercicio 2015. De la cuantía destinada a las dos obras en la
provincia de Córdoba, 4,4 millones corresponden a la transferencia de crédito
aprobada hoy por Consejo de Gobierno, completándose el resto de la financiación
en el ejercicio 2015.

 

Las diez actuaciones,
consideradas prioritarias por la Consejería que dirige Elena Cortés, se han
seleccionado teniendo en cuenta su elevado nivel de ejecución, que oscila entre
un 41 y un 99%, su incidencia para mejorar la seguridad vial y su alto grado de
repercusión social.

 

 

A-421
entre Villanueva y Villafranca

            La
Consejería de Fomento y Vivienda dedicará entre 2014 y 2015 un montante de 3,03
millones de euros para retomar la remodelación de la A-421, entre Villanueva y
Villafranca de Córdoba, cuyos trabajos se encuentran finalizados, quedando
pendiente de ejecutar la capa de rodadura y la señalización vertical. La
extensión del aglomerado se realizará a lo largo de los primeros 12,2
kilómetros de la vía hasta la estación ferroviaria y se llevará a cabo en el
segundo semestre de 2014, con un plazo de ejecución de tres meses, según ha
explicado Marisantos Córdoba. El tramo objeto de la intervención está abierto
al tráfico desde abril de 2012, por lo que es posible desde entonces el
tránsito de vehículos en condiciones de seguridad vial, ha recordado la
delegada.

 

La mejora de la A-421, que cuenta
con un presupuesto global de 9,6 millones de euros, ha consistido en un
acondicionamiento general del trazado y el ancho de la carretera entre la
entrada a Villanueva de Córdoba y el punto kilométrico 39 de la actual
carretera, en el límite más oriental del complejo serrano del Guadalmellato.
Los trabajos tienen como objetivo mejorar las condiciones de seguridad vial del
recorrido, sin comprometer la riqueza medioambiental del Valle de Los Pedroches
en el que se inserta. Para ello se han tomado una serie de medidas como la
reconstrucción de los muretes artesanales, el transplante de encinas y la
optimización de los movimientos de tierras.

 

La adecuación de esta carretera,
junto a la financiación de la estación del AVE de Villanueva de Córdoba,
también competencia de la Junta de Andalucía, ha supuesto una inversión
autonómica de más de once millones de euros.

 

Travesía
de Villarrubia

En cuanto a la reactivación de la
travesía de Villarrubia en la A-431, que cuenta con un grado de ejecución del
75%, los recursos consignados entre 2014 y 2015 ascienden a 3,26 millones. La
previsión de la Consejería de Fomento y Vivienda es retomar los trabajos
también en el segundo semestre de este año para finalizarlos antes de que
culmine 2015, teniendo en cuenta que el plazo de ejecución es de cinco meses.

 

La remodelación de la travesía,
que cuenta con un presupuesto global de 4,3 millones, implica actuar sobre dos
kilómetros para adaptar la actual carretera A-431 a las necesidades actuales y
futuras de circulación, dando un carácter más urbano a la vía y garantizando la
seguridad vial de la infraestructura y la accesibilidad en el entramado urbano.
El proyecto contempla la ampliación de las zonas ajardinadas y la construcción
de cuatros glorietas reguladas con semáforos que permitirán aumentar la
capacidad de las intersecciones actuales, facilitando los movimientos de los
vehículos en el tráfico local y la seguridad de los peatones. En 2013 y a
petición de los vecinos, la Consejería completó la actuación prevista
instalando tres semáforos en la primera glorieta y en dos pasos de peatones,
con el fin de facilitar la fluidez del tráfico por la travesía, y ampliando la
señalización vertical indicativa de obras.

 

 

Menú