La Junta, organizaciones y cooperativas agrarias acuerdan pedir al Ministerio la modificación de las ayudas asociadas de la PAC

 

La consejera de Agricultura, Pesca
y Desarrollo Rural, Elena Víboras, ha firmado un acuerdo con representantes de
las organizaciones profesionales agrarias de Andalucía, Asaja, Coag y UPA, y de
Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía (antigua Faeca) en el que se pide
al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente la modificación de
las ayudas asociadas de la reforma de la Política Agraria Común (PAC) con el
objetivo de salvaguardar los intereses del sector agrario de Andalucía.

 

Según se ha plasmado en este
acuerdo, alcanzado tras la celebración de la Mesa de Interlocución Agraria, el
diseño de las ayudas asociadas debe modificarse para mantener los niveles
actuales de producción y evitar el abandono de sectores agrícolas con
dificultad, asociados a zonas rurales en las que no existe actividad económica
alternativa.

 

En este sentido, se propone al
Ministerio una ayuda base por hectárea del 80% con una prima adicional del 20%
para la remolacha azucarera de siembra otoñal, debido a su menor rentabilidad.
Asimismo, se plantea la aplicación de estos mismos criterios objetivos para
sectores como el tomate de transformación o el arroz.

 

En cuanto al vacuno de leche,
debido al riesgo de abandono y a la vulnerabilidad por la finalización de las
cuotas lácteas que afectan al cómputo del sector, se pide que exista una prima
base del 80% y una prima adicional del 20% para aquellas zonas con limitaciones
naturales.

 

 Para el vacuno de engorde, se propone el
incremento de la prima a los terneros cebados en la misma explotación de
nacimiento o en cebaderos comunitarios al 40% del presupuesto.

 

Otro de los aspectos en los que se
ha alcanzado un acuerdo ha sido el modelo de regionalización aplicable en
España, que debe contar con más estratos de los propuestos, al menos el máximo
acordado en la Conferencia Sectorial de enero de 2014, que son 24 estratos, y
que el rango de los últimos estratos sea menor. Asimismo, se pide al Ministerio
que no se simplifique el número de comarcas y que se incorporen
excepcionalidads para evitar daños irreparables para algunos sistemas
productivos.

 

Debido a la importancia que estos
asuntos tienen para Andalucía, la consejera ha pedido a la ministra de
Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, una
Conferencia Sectorial en la que se aborden estos y otros asuntos, “ya que
tienen el suficiente alcance para ser debatidos en este órgano en el que están
representados todas las comunidades autónomas”. Finalmente, el próximo martes
se celebrará esta Conferencia Sectorial, si bien la consejera ha lamentado que
“en el Orden del Día no se han incluído ninguna de nuestras prioridades”.

 

Mesa de Interlocución Agraria

 

El acuerdo alcanzado se ha cerrado
tras la Mesa de Interlocución Agraria que se celebró en la Consejería con OPAs
y Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía. Durante el encuentro, la
consejera trasladó a los asistentes la “preocupación de la Junta porque en las
últmas propuestas que ha presentado el Ministerio para la aplicación de la PAC
siguen sin atender las necesidades de Andalucía”.

 

Así, según explicó la consejera
durante la Mesa de Interlocución Agraria, “con la nueva propuesta que plantea
el Ministerio, los más de 270.000 agricultores y ganaderos andaluces
perceptores de ayudas europeas van a ver mermados sus ingresos debido al
recorte del 18,64% en el Régimen de Pago Único según la normativa preparada por
el Ministerio”.

 

En este sentido, recordó que 
“este recorte del 18,64 % es el resultado de la suma de las distintas
medidas de ajuste aplicadas por el Ministerio, algunas de ellas de forma
injusta, como la reducción del 8,64%, aplicada ya en este año de transición a
todos los agricultores sin excepción”, ha explicado. Por ello, “pedimos que se
excluyera de este recorte a los perceptores que cobran menos de 5.000 euros,
como permite la normativa europea, para que el ajuste fuera más equitativo,
pero se nos negó”.

 

A este 8,64% hay que sumar la
reducción del 10% por el nuevo diseño del modelo de las ayudas, añadió. De este
10 %, un 6% se corresponde con el desacoplamiento y las nuevas ayudas
asociadas  aplicado por el Ministerio,
mientras que un 2% se destina a un fondo para ayudas a los jóvenes agricultores
y un 1,65% se debe a la reducción del presupuesto de la PAC.

 

 

 

 

 

Menú