La Junta prima el empleo y el retorno del talento en su nueva política de incentivos empresariales sin olvidar la innovación

La delegada del Gobierno, Rafi Crespín, junto al delegado de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Ignacio Expósito, ha presentado a CECO la nueva orden de incentivos de la Agencia IDEA, así como los Fondos Reembolsables, la línea de préstamos en colaboración con BBVA y la Estrategia de Innovación de Andalucía 2020.

Los empresarios cordobeses cuentan con un nuevo instrumento público de apoyo a la inversión. La Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía IDEA, agencia pública empresarial adscrita a la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, ha puesto en marcha recientemente su nueva Orden de Incentivos al Desarrollo Industrial y a la Creación de Empleo, que destinará 112 millones de euros al apoyo de los proyectos empresariales de pymes y micropymes, destacando entre sus objetivos la creación de empleo y el retorno del talento, además de la innovación empresarial.

El nuevo instrumento ha sido presentado a los empresarios cordobeses junto con el resto líneas de apoyo a la inversión empresarial gestionados por la Agencia IDEA en línea con la, también recien-temente aprobada, Estrategia de Innovación de Andalucía 2020 en una jornada organizada por la Confederación de Empresarios de Córdoba, que ha contado con la presencia del presidente de la CECO, Luis Carreto, y del delegado territorial de Economía, José Ignacio Expósito, además del gerente de IDEA en Córdoba, Manuel Pérez.

La delegada ha destacado que el colectivo empresarial es fundamental a la hora de poner en práctica las medidas que el Gobierno de Andalucía quiere impulsar con el objetivo común de fomentar el empleo, el emprendimiento y la actividad económica en su conjunto.

Como ha indicado Rafi Crespín, en todos los planes y programas que ha puesto en marcha la Junta de Andalucía desde el comienzo de la crisis, el colectivo empresarial ha sido determinante para poder aplicar las medidas que han dado una oportunidad a muchas personas de encontrar una formación y un empleo.

La delegada ha señalado que la Junta de Andalucía tiene claro que sólo hay un camino para salir definitivamente de la crisis. En primer lugar, no dejar a nadie en el camino. Y en segundo contar con la participación y la implicación de instituciones, agentes sociales y económicos y la propia ciudadanía en una alianza necesaria e imprescindible para seguir favoreciendo las condiciones para crear empleo e impulso de la actividad económica y productiva.

Por su parte el delegado de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Ignacio Expósito, ha señalado que la nueva Orden de incentivos tiene como destinatarios a las pymes y autónomos del sector industrial y servicios a la industria (o para otros sectores siempre y cuando se trate de proyectos altamente generadores de empleo) con sede en Andalucía o que vayan a desarrollar su proyecto en la Comunidad Autónoma.

El presidente de CECO ha destacado la simplificación burocrática de la nueva norma, lo que puede facilitar su solicitud e incrementar su eficacia. Asimismo, ha significado la relevancia que esta Orden da al sector industrial, apostando claramente por su desarrollo. Es fundamental para Andalucía su industrialización, ha dicho.

Entre sus principales novedades destacan la financiación adicional para el retorno del talento andaluz; ayudas para autónomos que generen empleos adicionales al suyo, y prioridad para iniciativas promovidas por jóvenes, mujeres y empresas de economía social o localizadas en espacios de innovación.

A través de la nueva Orden se van a incentivar la creación de empresas (proyectos de emprendedores y nuevas iniciativas empresariales destinadas a crear nuevos establecimientos productivos en Andalucía) y el crecimiento y consolidación empresarial (proyectos de inversión industrial que supongan fuertes inversiones y creación de empleo y proyectos de cooperación empresarial en los que se promueva el desarrollo de trabajos en los que varias empresas comparten recursos y capacidades para obtener sinergias).

En ambas líneas, creación y crecimiento, se van a apoyar específicamente los proyectos altamente generadores de empleo, entendiendo por tales aquéllos que, con un bajo nivel de inversión, conducen a la creación de un importante número de puestos de trabajo y los proyectos cuya actividad se incluya como una de las prioridades dentro de la Estrategia de Innovación de Andalucía, que también fue presentada durante la jornada.

Cuantía de los incentivos

A través de tres tipos de instrumentos (incentivos directos, bonificaciones de tipos de interés y préstamos a bajo interés) se concede un incentivo base en función del tipo de proyecto: 15% de la base incentivable para proyectos de inversión industrial, de cooperación empresarial, de innovación vinculada a la Especialización Productiva y proyectos altamente generadores de empleo; 20% para nuevas iniciativas empresariales y 25% para proyectos de emprendedores y nuevas empresas innovadoras vinculados a la Especialización Pro-ductiva,

Este porcentaje se puede incrementar en función de una serie de características adicionales (un 3% por cada una): por cada empleo adicional, por adaptarse a la RIS3, por ser EBT, EBI o pertenecer a sectores altamente tecnológicos, por pertenecer a la economía social y o a colectivos prioritarios o por ubicarse en espacios de innovación. Mención aparte merecen los proyectos que incorporen retorno de talento, cuyo porcentaje de incentivo se verá incrementado en un 6%.

No obstante lo anterior, el tope de incentivo se sitúa en el 35% de la base incentivable en pequeñas empresas y hasta el 25% en las medianas excepto en el caso de creación de empresas, en el que el tope son 200.000 euros para emprendedores, 600.000 euros para las pequeñas empresas en caso de que sean nuevas iniciativas empresariales y nuevas empresas innovadoras vinculadas la Especialización Productiva.

Otros instrumentos

Además de esta orden, IDEA dispone de otros instrumentos financieros como los Fondos Reembolsables, cuya dotación presupuestaria supera los 1.000 millones de euros. Uno de los fondos más recientes constituidos ha sido Jeremie Construcción Sostenible, cuyo intermediario financiero es Cajamar, y que tiene como objetivo dar cobertura a las empresas ligadas al sector de la construcción sostenible, es decir, pymes y empresas, incluidas las de economía social, que lleven a cabo obras de adecuación e instalaciones en edificios relacionadas con el ahorro, la eficiencia energética y el aprovechamiento de energías renovables. Además de las empresas instaladoras, se podrán acoger al este instrumento financiero, las empresas proveedoras de las mismas.

Con un presupuesto de 50 millones de euros y vigencia del periodo de inversión hasta el 31 de diciembre de 2015, las condiciones de las operaciones aprobadas en el marco de este fondo serán establecidas por Cajamar sin superar el techo del 5% anual en cuanto a tipos de interés y del 1% en cuanto a comisiones. Hasta el 70% del nominal de cada préstamo se aprueba con cargo al instrumento financiero JEREMIE-Construcción Sostenible (siempre que no se supere el máximo de 2 millones de euros por empresa) y el importe restante, co
n cargo a recursos de Cajamar.

Igualmente, se ha presentado la línea de financiación empresarial de 500 millones de euros lanzada a finales de 2014 por BBVA con el respaldo de una línea de avales dotada con 125 millones de euros y gestionada por IDEA que respaldarán las operaciones formalizadas en el marco de esta iniciativa.

Con esta línea se apoya, en condiciones preferentes, a proyectos empresariales, preferentemente pymes con domicilio social en Andalucía, que no estén crisis y que pertenezcan a los sectores definidos como estratégicos por la Junta de Andalucía, con especial atención a emprendedores, autónomos, cooperativas y micropymes. Por su parte, IDEA avalará desde el 90% (o 25.000 euros) en el caso de los autónomos emprendedores hasta el 15% (o 5 millones de euros) para las empresas cuyo volumen de actividad sea superior a los 5 millones.

Estrategia de Innovación de Andalucía 2020

Todas estas iniciativas financieras se han desarrollado en línea con la Estrategia de Innovación de Andalucía 2020, un documento recientemente aprobado por el Consejo de Gobierno de la Junta que da respuesta a la petición de la Comisión Europea (CE) de impulsar las políticas de innovación en las regiones perceptoras de los Fondos de Cohesión.

Esta estrategia movilizará inversiones públicas y privadas hacia oportunidades de desarrollo basadas en la innovación y servirá de base a una reorientación sostenible del modelo productivo andaluz. Para ello establece ocho prioridades de especialización económica en las que se concentrarán los esfuerzos durante los próximos siete años: movilidad y logística; industria avanzada vinculada al transporte; recursos endógenos de base territorial; turismo, cultura y ocio; salud y bienestar social; agroindustria y alimentación saludable; energías renovables, eficiencia energética y construcción sostenible, y economía digital y TICS.

El objetivo fundamental de la Estrategia es elevar el gasto en I+D+i hasta el 2,2% en 2020, si bien plantea una serie de mejoras de los indicadores básicos de innovación en los próximos seis años tomando como referencia los valores de 2012.

Entre estas metas destacan las de elevar, del 36,1% al 50%, el peso del sector privado en el gasto global en I+D+i; incrementar en un 20% el número de personas dedicadas a la investigación en jornada completa (de 24.650 a 29.580); duplicar el número de empresas innovadoras hasta alcanzar las 9.980, y superar las 700 solicitudes de patentes (incremento del 50%).

Menú