La Junta publica el acuerdo marco para la atención temprana en Andalucía por importe de 29 millones para dos años

El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) ha publicado el nuevo acuerdo marco por el que la Consejería de Salud establece las condiciones a las que habrán de ajustarse los contratos de gestión de servicios públicos, en su modalidad concierto, del servicio de Atención Temprana en Andalucía. Por un importe de 29.121.120 euros (exentos de IVA), se establece una vigencia de dos años prorrogables hasta un máximo de cuatro en lo referido al acuerdo marco, mientras que para los contratos derivados es de un año, prorrogable también hasta un máximo de cuatro.

Actualmente, y distribuidos por las ocho provincias andaluzas, son 163 centros de atención infantil temprana los que dan respuesta a las necesidades de los menores de 0 a 6 años con trastornos de desarrollo o riesgo de padecerlos. Las entidades interesadas en seguir formando parte de esta red o sumarse a la misma tienen hasta el próximo 9 de junio para presentar sus solicitudes de participación.

La previsión de la Administración autonómica para estos dos años es poder aumentar con ocho nuevos centros la red actual e incrementar en 3.200 plazas la capacidad actual tanto de centros concertados con entidades del sector como con ayuntamientos y diputaciones provinciales.

La Consejería de Salud transformó el modelo del programa de Atención Temprana a través de esta fórmula de acuerdo marco, implantada el 1 de julio del pasado año y que respondía a la demanda de las propias entidades del sector. Esta modificación ahonda en la transparencia y clarifica la relación contractual entre la administración sanitaria y las entidades que hasta ahora han venido colaborando con esta iniciativa. Asimismo, permite que los abonos, que antes tardaban casi un año en realizarse al tratarse de subvenciones, se realicen ahora mes a mes, con lo que las entidades cuentan con más liquidez.

La publicación del nuevo acuerdo marco es un nuevo paso para seguir dando respuesta al compromiso del Gobierno andaluz de seguir ampliando y reforzando la asistencia a los menores que precisan atención temprana, entendida ésta como las medidas necesarias de prevención, detección precoz, diagnóstico, tratamiento y participación de las familias y del entorno social.

El pasado mes de abril se aprobó el decreto regulador de la Atención Infantil Temprana en Andalucía, una de las normas más avanzadas a nivel nacional en cuanto a contenido y que incorpora dos novedades no recogidas en otros decretos autonómicos: la creación de unidades específicas de valoración en el Servicio Andaluz de Salud y el establecimiento de un tiempo máximo de respuesta de 30 días para la misma.

En este sentido, en la Mesa Sectorial de Sanidad del Servicio Andaluz de Salud, se presentó el borrador de la Orden por la que se constituyen las Unidades de Atención Infantil Temprana y se regula el funcionamiento, iniciándose así su tramitación. Estas unidades constituyen el primer nivel de atención especializada en el sistema sanitario público andaluz. Así, ante la sospecha de que un menor presente trastorno del desarrollo o riesgo de padecerlo, el pediatra de Atención Primaria iniciará el trámite de derivación a las Unidades de Atención Infantil Temprana. Los profesionales de estas unidades se encargarán de valorar las necesidades de los menores sobre la base de un diagnóstico funcional que incluye el estudio de las familias y el entorno, decidirán la idoneidad de la intervención y, en su caso, la derivación a uno de los 163 centros de atención infantil temprana que funcionan en Andalucía, especificando además el plan inicial de intervención.

La Orden establece que las nuevas Unidades de Atención Infantil Temprana estarán formadas por un equipo interdisciplinario e intercentros de profesionales que cubrirán áreas de Pediatría y Psicología. Estos profesionales tendrán perfil de pediatra de atención primaria y psicología clínica con formación específica y experiencia en Atención Temprana, a los que se sumarán, en su caso, el personal de gestión y servicios que se requiera.

Inicialmente, se prevé la creación de 11 unidades de atención temprana en las ocho provincias andaluzas (dos en las de Cádiz, Málaga y Sevilla) para el próximo otoño, y posteriormente podrían llegar hasta 14 si las necesidades lo exigen. El trabajo de estas unidades garantizará la coordinación entre profesionales de los centros de atención temprana y los centros de salud, así como la continuidad asistencial entre los equipos de Pediatría de Atención Primaria y de la red hospitalaria.


Triplicar el presupuesto

El desarrollo del decreto supondrá triplicar progresivamente el presupuesto anual de la prestación hasta alcanzar los 33 millones en 2019. El incremento total será de 23 millones en los próximos cuatro años, que se distribuirán acumulativamente del siguiente modo: cuatro millones adicionales en el presente ejercicio (hasta llegar a 15,7); cinco millones en 2017; seis en 2018, y ocho en 2019.

Este aumento de recursos permite alcanzar el objetivo de reducir el tiempo de respuesta para lograr que los menores puedan recibir los cuidados en el plazo más breve posible desde la detección de sus necesidades. Asimismo, se establecen diferentes niveles de intensidad adaptados a cada plan de tratamiento. En su conjunto, el nuevo modelo supondrá ampliar tanto el tiempo de las sesiones (de 45 a 60 minutos) como el número de ellas.

Menú