La Policía de la Junta detecta 216 infracciones en 27 locales en sus inspecciones de establecimientos públicos en Córdoba

 La
Unidad de Policía adscrita a la Junta de Andalucía ha detectado un total de 216
infracciones a la normativa vigente en materia de establecimientos públicos en
las inspecciones que han realizado en 27 locales desde el pasado mes de octubre
en la provincia de Córdoba, fecha en la que comenzó la última campaña
específica de vigilancia de este tipo de establecimientos.  En concreto, estos agentes han denunciado
estas irregularidades en 27 locales de gran aforo, de capacidad igual o
superior a 700 personas.

 

Salones
de celebraciones y discotecas suman el mayor número de inspecciones realizadas
con 16 y 11, respectivamente. El mismo tipo de establecimientos acumulan también
la mayoría de infracciones denunciadas con 133 y 83 cada uno.

 

Los policías dependientes de la
Junta en Córdoba han llevado a cabo estas actuaciones en el marco de la nueva
campaña específica de vigilancia policial 2013-2014 impulsada por la Consejería
de Justicia e Interior desde el pasado octubre para este tipo de locales.  Hasta finales de enero de 2014, la Policía de
la Junta ha levantado un total de 26 actas de denuncia en las que podían
concurrir más de una irregularidad como no presentar la documentación sobre
titularidad, aforo y horario o el seguro de responsabilidad social.

 

También
son frecuentes infracciones relativas a la licencia de apertura y al libro de
reclamaciones, anomalías en el sistema de evacuación y emergencia o
irregularidades relacionadas con los medios de extinción de incendios. Los
agentes también han levantado actas por carecer del servicio de seguridad o de
contrato con empresas de este ámbito o por incumplir las condiciones del
derecho de admisión. 

 

Los profesionales encargados de
realizar las labores de supervisión y control de estas instalaciones son, junto
a los agentes de la Unidad del Cuerpo Nacional de Policía adscrita a la Junta,
miembros de la Inspección de Espectáculos Públicos de la Junta y técnicos de
empresas especializadas autorizadas por la Consejería.

 

En estas inspecciones se comprueba la
documentación general de estos establecimientos, los requisitos técnicos de sus
instalaciones y se revisan  aspectos
importantes para la seguridad de las personas como las instalaciones
eléctricas, las de protección contra incendios y los elementos y condiciones de
evacuación del edificio.

 

La Junta podrá clausurar aquellos
establecimientos en los que se detecten deficiencias graves hasta su completa
remodelación. Los planes de inspección desarrollados anteriormente han
demostrado su eficacia para corregir los eventuales incumplimientos registrados
durante los mismos y su importante efecto preventivo y disuasorio, ya que las
inspecciones fomentan actitudes responsables por parte de  los propietarios de estos establecimientos.

 

En el ámbito de la comunidad
autónoma, la Policía de la Junta ha detectado un total de 690 infracciones a la
normativa vigente en materia de establecimientos públicos tras las 233
inspecciones realizadas en 135 locales andaluces de aforo igual o superior a
700 personas y en 98 de capacidad inferior a esta cifra. Hasta finales de enero
de 2014, la Unidad adscrita ha levantado un total de 172 actas de denuncia en
Andalucía.

 

 

 

 

 

 

 

 

Menú