La Unidad Canina de Protección Civil permite encontrar al hombre desaparecido ayer en Montilla

El Consistorio destaca la eficaz coordinación de Policía Local, Guardia Civil y Protección Civil

Esta mañana el alcalde de Montilla ha comparecido en las dependencias de la policía, junto al jefe de Policía Local, Francisco Gallego, el jefe de Protección Civil, Antonio Varo y representantes de la Unidad Canina de Protección Civil, donde han detallado el procedimiento seguido a lo largo de la tarde noche de ayer para encontrar a Francisco Pérez, de 79 años, usuario de la residencia de San Rafael que desapareció sobre las 15:30 de la tarde, y que finalmente tuvo un feliz desenlace.

Tras el anuncio de la residencia de que el usuario no había llegado a almorzar allí, Policía, Guardia Civil y Protección Civil comenzaron, coordinados, un dispositivo de búsqueda, en primer lugar por la zona cercana a la residencia. Tras recabar datos sobre el individuo, la ropa que llevaba, etc., se comenzó una batida de rastreo con la unidad canina por la zona de San Rafael, que llevó hasta el antiguo parvulario de los Reyes Magos.

“Ahí se perdió el rastro de los perros, después supimos que el anciano había sufrido una caída cuando paseaba por Montilla y los vecinos habían llamado a la ambulancia, que lo llevó al hospital para ser atendido”, ha apuntado Antonio Varo.

También se distribuyeron agentes por el pueblo en su busca y se pusieron en marcha medidas de contención en la Estación de Autobuses y las carreteras de Aguilar, Espejo y Córdoba por si el desaparecido había decidido regresar a su antigua casa.

“El hombre es natural de Córdoba y llevaba en Montilla solo doce días por lo que Policía, Guardia Civil y Protección Civil estuvieron pendientes por si había decidido marcharse de nuevo”, ha señalado Alicia Fernández, responsable de la Unidad Canina de Protección Civil.

Una vez informados los cuerpos de seguridad y búsqueda de que Francisco había estado en el Hospital de Montilla, el dispositivo se trasladó a los alrededores del mismo, sobre de las 17:00 horas, batiendo con los perros de la Unidad Canina las zonas de la Panchihuela, la Retamosa, el Cerro Encinas o la Pila de Panchía.

Por otro lado, se difundió la desaparición por redes sociales, lo que permitió que muchos particulares aportaran información para encontrar al individuo. Tras recibir una llamada que decía haber visto al desaparecido por el camino de Don Gonzalo, se regresó a esta zona con los perros de rastreo.

Francisco Pérez había salido del Hospital de Montilla sobre las 15:40 horas sin esperar a que la ambulancia lo trasladara de nuevo a su residencia, y olvidando su chaqueta y sus pertenencias, así lo pudo comprobar el dispositivo de búsqueda gracias a las cámaras de seguridad del Centro Hospitalario.

Fue el perro Ares quien, tras seguir un rastro de 2 kilómetros, encontró a Francisco arrojado en una zanja de unos 2 metros y medio de profundidad, en la margen izquierda de un camino paralelo al hospital que va hacia la vía. El hombre se encontraba casi sepultado debido al corrimiento de tierra que probablemente él mismo ocasionó al caer.

“Para un perro de rastro seguir la pista durante un trayecto tan largo es agotador”, ha explicado Alicia Fernández.

Tras sacar al hombre de la zanja, fue trasladado de nuevo al hospital donde aún permanece en observación.

El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, ha agradecido el trabajo y esfuerzo de Guardia Civil, Policía Local y Protección Civil, haciendo una mención especial a la recién incorporada Unidad Canina.

“Más allá de bajar la intensidad de búsqueda llegada la noche fue todo lo contrario, se intensificó y se persistió hasta encontrar a este hombre. Este protocolo de actuación es un gran ejemplo que se puede trasladar a toda la provincia de Córdoba”.

Llamas ha puesto en valor el trabajo que se ha venido haciendo para incorporar una Unidad Canina, “fruto del apoyo del ayuntamiento y de la persistencia de muchas personas que han creído en este proyecto desde hace mucho tiempo”.

Asimismo, el primer edil montillano ha anunciado que desde el Ayuntamiento y la residencia se van a desarrollar protocolos para evitar este tipo de situación, “sin limitar la libertad de estas personas de salir y hacer una vida normal, pero teniendo precaución con personas que, dadas sus características particulares, puedan desorientarse como le pasó a este hombre”.

El agente de policía local, David Pino, y miembro de la Unidad Canina de Protección Civil ha querido recordar que “es primordial para encontrar a una víctima que se actúe en las primeras horas”. El oficial y adiestrador canino aseguró que “no debemos esperar para denunciar, y menos cuando se trata de personas de riesgo como ancianos o niños”.

Tras varias horas de búsqueda, y la utilización de cuatro perros, dos de rastreo y dos de búsqueda en grandes áreas; todos los participantes del dispositivo han celebrado hoy el feliz desenlace.

“Pudimos salvar una vida”, ha dicho emocionado David Pino.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú