Las culturas cordobesa y japonesa se hermanan en el Palacio de Viana

japon_1
Foto: cedida
Las culturas cordobesa y japonesa se han hermanado hoy –una vez más tras el concierto de pianista Mine Kawakami en la Mezquita Catedral- en un  acto institucional en el Palacio de Viana, que ha sido testigo del maridaje de distintas disciplinas artísticas oriundas del país nipón con las más significativas procedentes de la provincia de Córdoba. 
La delegada de Turismo en la Diputación, Rocío Soriano, que ha estado acompañada del diputado de Cultura, Antonio Pineda, ha explicado que esta iniciativa se enmarca en los actos conmemorativos de los 400 años del comienzo de relaciones institucionales entre España y Japón. “Córdoba se ha querido sumar a esta iniciativa, porque existen conexiones directas entre nuestra cultura y la nipona, como la de los tambores Taikos y los de nuestra Semana Santa, o la conexión con nuestro más ilustre pintor, Julio Romero de Torres, que además de pintar a la mujer morena, pintó a la mujer japonesa”, ha señalado Soriano.
La diputada provincial ha recordado, además, que “el flujo de turistas japoneses aumenta de manera porcentual. Es necesario incidir en este mercado y qué mejor manera que presentarnos ante el mayor representante de Japón en España mostrando nuestras cualidades más significativas. Por eso, la Diputación está encantada de colaborar en las actividades del año dual”. 
En este sentido, se ha manifestado el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, quien ha señalado que “queremos que las relaciones entre Córdoba y Japón se estrechen a través de la cultura, que siempre nos ha unido, y de las relaciones comerciales. Confiamos que este año dual sirva para abrir nuevos espacios”. 
Por su parte, el embajador de Japón en España, Satoru Satoh, ha agradecido a las distintas instituciones la celebración de estos actos, y ha apuntado que “las relaciones de España y Japón están cobrando cada vez más fuerza. España y Japón están alejados físicamente, pero actos como estos nos hacen sentir más cercanos”.
Las autoridades han realizado un recorrido por los patios de Viana, donde se ha ido descubriendo en cada uno una manifestación de la cultura japonesa o de influencia española, como la danza tradicional y Taiko, kendo, caligrafía japonesa, exposición de la artista japonesa afincada en Córdoba Hisae Yanase, así como el espectáculo ‘Flamenco Experience’, y la mezcla de la gastronomía cordobesa con vinos de la DO Montilla Moriles y cerveza artesanal cordobesa y de sushi. 
En el marco de la celebración del año dual, el Castillo de Almodóvar acoge una exposición de 200 fotografías japonesas de finales del siglo XIX, que los herederos del Conde de Torralba, actuales propietarios del castillo, han conservado de un viaje que realizaron sus antepasados a Japón. 
En concreto, la muestra, que se inaugurará esta tarde, exhibe la visita que cursaron al país nipón en 1886 los Marqueses de la Motilla y Conde de Torralba, dentro de un viaje alrededor del mundo. 
El XII Conde de Torralba, Rafael Desmaissières y Farina, nación en 1853 en Sevilla, hijo de Miguel Desmaissières y Fernández de Santillán y de Josefa Farina, persona con amplia educación y muy comprometido con la cultura, al regreso de su viaje de Japón heredó de su padre el Castillo de Almodóvar. 
Menú