Aguas de Montilla continúa con la campaña anual de desinsectación y desratización del alcantarillado municipal

Aguas de Montilla continúa con la campaña anual de desinsectación y desratización en toda la red de saneamiento y pluviales del municipio, para eliminar posibles plagas de cucarachas y de otros insectos o roedores que se pueden concentrar en la red de alcantarillado, debido al calor.

La teniente de alcalde de Obras, Servicios Públicos, Medio Ambiente y Agricultural, Raquel Casado, junto con el gerente de Aguas de Montilla, Lorenzo Cuenda, han realizado una visita a la zona en la que se están desarrollanto estos trabajos, explicando que este tratamiento se realiza dos veces al año, “y en aquellos puntos con especial incidencia se suele repetir con más asiduidad” ha indicado Casado.

La responsable de Servicios Públicos ha pedido la colaboración ciudadana en una doble vertiente. Por un lado dando aviso si detectan un foco de insectos para que esa zona pueda ser tratado con mayor frecuencia y por otro para que en esta época en la que la calor es más intensa, se procure no dejar basura fuera de contenedores y papeleras “que suelen atraer a estos insectos” y que en caso de que el contenedor esté lleno la depositen en el punto más cercano.

El tratamiento de desinsectación y desratización se realizará en los más de 80 kilómetros de longitud de la red de alcantarillado y en cerca de 2.000 pozos, que quedan marcados en color amarillo fluorescente.

Se trata de una planificación de actuaciones para el control de plagas cuyo objetivo es evitar la presencia de insectos y roedores en la vía pública, procedentes de la red de alcantarillado municipal. En cuanto a las zonas a tratar, los trabajos se han dividido en varias zonas o sectores para facilitar la gestión de los tratamientos.

El equipo para la realización de estas tareas de desinsectación y desratización del alcantarillado está formado por dos personas, que disponen de vehículo, señalizaciones y un completo equipamiento de dosificación del producto tratante a presión.

La campaña anual cuenta con tratamientos continuos, con objeto de disminuir la incidencia de estas plagas. Este tipo de trabajos se realiza de forma periódica, aunque se refuerza en estos meses, previendo las altas temperaturas del verano, que suelen favorecer este tipo de plagas. Posteriormente se realiza informe de los niveles de infestación detectados en cada zona y las medidas correctivas llevadas a cabo, y como siempre, durante todo el año se realizará un seguimiento de las incidencias detectadas en el municipio, así como de las zonas más conflictivas, además de atender todas las incidencias que se reciban por parte de los vecinos.

img_1078

 

 

Menú