El empresario Alfredo Romeo abre el proyecto “Nos tomamos una media”

img_0466

La Cooperativa La Unión ha acogido la primera de la píldoras formativas que se van a desarrollar durante los próximos meses dentro del proyecto “Nos tomamos una media”, actividad impulsada desde la concejalía de Promoción Económica, Innovación y Turismo con el objetivo de ofrecer formación en innovación a los empresarios montillanos.

“La idea es sacar estas píldoras formativas del entorno del aula e irnos a nuestros bares y restaurantes”, ha explicado Manuel Carmona, delegado de Promoción Económica, Innovación y Turismo del Ayuntamiento de Montilla, “en un programa que intenta aportar formación especializada en el ámbito de la innovación para que nuestras empresas y emprendedores sean más competitivos”.

El programa, iniciado el 5 de junio, se mantendrá hasta final de año “una píldora la primera semana de cada mes, salvando agosto, para intentar formar a nuestros empresarios y que saquen las máximas ideas posibles para hacer su negocio más competitivo. Pero no sólo hablamos de innovación tecnológica, sino también de innovación en organización o en comercialización. Se trata de aplicar nuevos conceptos a todos los procesos de trabajo del emprendedor”, ha añadido Carmona.

En este sentido ha adelantado que durante los próximos meses se repetirá bajo la fórmula de un desayuno de trabajo o de un encuentro al medio día, este mismo esquema para el turismo, el comercio, la hostelería y también para el sector enológico. “La idea es que este año nos centremos en estos sectores y que en 2018 podamos ampliar esta iniciativa a otros sectores productivos de la localidad”, concluyó el responsable municipal.

Para abrir “Nos tomamos una media” se ha contado con el empresario Alfredo Romeo, que ante una veintena de hosteleros montillanos ha destacado la importancia de cuantificar el negocio. “Hemos querido poner negro sobre blanco la importancia de los datos en cualquier industria en general, pero en la hostelería en particular. Si cuantificamos los datos, sabemos, de lo contrario hablamos de percepciones. Se trata de saber para poder cuantificar y tomar las decisiones más acertadas para poder incrementar la rentabilidad”, ha destacado el empresario cordobés.

Romeo ha indicado que no sólo se trata de que al final de mes el balance en caja sea positivo, sino de ver “cómo se ha facturado, la satisfacción del cliente, el tiempo de atención, el origen de nuestros clientes, cómo ha llegado a nosotros… son parámetros que en el siglo XXI son determinantes para la hostelería y que cualquier negocio, si quiere mantenerse y prosperar, deber tener en cuenta”, explicó Romeo a los asistentes.

Para finalizar, el concejal de Promoción Económica, Innovación y Turismo quiso agradecer a Cooperativa La Unión y Restaurante Don Ramiro el haber cedido sus instalaciones y la atención de los participantes realizada en la celebración de este primer encuentro formativo.

 

 

Menú