Comienza la restauración de “La muerte de Lucano” para que la obra de José Garnelo vuelva a la ciudad que le vio crecer

Ya se ha iniciado la restauración de la obra de José Garnelo “La Muerte de Lucano” en el Museo del Prado para su posterior traslado y exhibición en el Museo Garnelo de Montilla, tal y como han afirmado el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, la teniente de alcalde del área Sociocultural, Conchi Espejo, y el director de la Casa de las Aguas, José Antonio Cerezo.

1

La restauración de esta obra de grandes dimensiones (5 x 3,4 m.) tiene prevista una duración de 4 meses a 6 meses. Según han explicado las autoridades municipales, el Ayuntamiento aportará a este proceso de restauración la mitad del coste total: 21.000 €, ya que el resto lo asume el Museo del Prado. Además, señalan que los trabajos se llevarán a cabo bajo la estricta supervisión de nuestra primera institución museística.

Conchi Espejo ha explicado que este proyecto comenzó en el año 2000, cuando se puso en marcha por la asociación Amigos del Museo. En el año 2007 fue cuando el entonces alcalde Antonio Carpio hizo la solicitud formal para contar con esta pintura de nuevo.

Asimismo, la teniente de alcalde ha afirmado que “estos trabajos van a permitir que Montilla cuente con una de las obras más importantes de Garnelo, con la que se obtuvo una medalla de segunda clase en la exposición nacional de 1887, cuando contaba con 20 años”.

Por su parte, José Antonio Cerezo ha destacado que la obra, por sus dimensiones “es de las que hacen Museo”. “Aunque las cesiones que realiza el cuadro son por cinco años, nuestra intención es seguir renovándolas para que esta obra permanezca en nuestro Museo”, afirmaba el director de la Casa de las Aguas.

El Museo Garnelo lleva a cabo un ambicioso proyecto de recuperación algunas obras de José Garnelo; dos ellas son: “La muerte Lucano” y “Jesús, Manantial de Amor”, esta última ubicada en la Embajada de España en Lisboa.

La segunda de las obras solicitadas, destinada a la Embajada de España en Lisboa, se conservaba últimamente en la Sociedad Española de Beneficencia y de allí pasó a los Talleres del Prado, desde donde fue trasladado al museo montillano, tras su restauración, en el mes de abril de 2015.

El proyecto presentado el 29 de agosto de 2014, por D. Enrique Quintana Calamita, Coordinador Jefe de los talleres de restauración del Museo Nacional del Prado, incluye:
• Análisis físicos.
• Sustitución del bastidor.
• Tratamiento de restauración (estucado, reintegración cromática, reintegración de pigmentos al barniz)
• Tratamiento de conservación y montaje.
• El tiempo estimado para la restauración en los talleres del Museo del Prado sería de siete meses (dos restauradores).

Por último, el alcalde montillano ha reconocido “la obligación moral que teníamos con las anteriores corporaciones que han ido trabajando en este proyecto que vamos a ver materializado en pocos meses ya que nos comprometimos a relanzar esta iniciativa”.

Llamas ha destacado que la financiación de los trabajos de restauración hay que plantearlos “como una inversión que realiza el Ayuntamiento, un recurso más que tenemos para hacer más atractiva nuestra ciudad y potenciar las visitas interesadas en conocer nuestra oferta cultural”. Además, ha destacado el trabajo realizado desde la dirección de la Casa de las Aguas y las buenas relaciones existentes con el Museo del Prado, que quiere participar activamente en el proyecto del Museo Garnelo “lo que hace que el precio que vamos a pagar sea sensiblemente inferior al costo real”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Menú