La Lanzadera de Montilla clausura su actividad con una jornada sobre empleo y emprendimiento

img_2806

La Lanzadera de Empleo de Montilla “Montidera” comenzó a funcionar el mes de noviembre con un equipo de 20 personas desempleadas que participan en el programa con el objetivo de conocer nuevas herramientas de búsqueda de trabajo más acordes al mercado actual, reforzar sus habilidades y contar con nuevas oportunidades de inserción laboral.

Cinco meses después, con el fin del programa, los participantes han organizado un evento de clausura. El acto sirvió además para mostrar a las entidades que impulsan el programa y al público en general –a través de dos actividades dinamizadas: “Galería de talentos” e “Iniciales de cualidades”– el cambio de actitud que han experimentado en su búsqueda de empleo y dar cuenta del crecimiento personal y profesional logrado.
Fruto de ello, de las 22 personas que han pasado por el programa, 10 participantes han encontrado trabajo por cuenta ajena en diversos sectores (diseño gráfico, arquitectura técnica y técnico de calidad, entre otros). Además, 8 personas se encuentran inmersas actualmente en varios procesos de selección. El resto de participantes continuarán mejorando su empleabilidad con otras actividades que, junto al trabajo realizado durante los meses de Lanzadera, les facilitará el acceso al mercado laboral actual.

“La experiencia vivida con esta lanzadera ha sido un revulsivo para empoderarnos como personas dueñas de sus propios procesos de búsqueda de empleo y de desarrollo profesional. Independientemente de las contrataciones conseguidas, el objetivo de la lanzadera se ha cumplido en el sentido de que cada uno de los participantes, con su parte de desarrollo personal que individualmente se llevan en diferente medida, es más capaz ahora de planificar y llevar a buen puerto diferentes estrategias para continuar mejorando en su empleabilidad. Un proceso que dado lo cambiante de este mundo, cada vez más tecnológico, más conectado y más exigente desde la innovación, no termina nunca; aunque estemos trabajando”, ha detallado Francis Hernández, técnico encargado de coordinar al equipo.

Cambio de enfoque

Durante la clausura, el Delegado Territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo en la provincia de Córdoba, Manuel Carmona Jiménez, ha manifestado que “cuando hablamos de Lanzaderas, hablamos del futuro de las políticas activas de empleo. Hablamos de la innovación a la hora de abordar la orientación a un parado, al que ahora preferimos llamar ‘desempleado activo’. Y hablamos de buenos resultados que avalan esta experiencia”.

“Con las Lanzaderas de Empleo, queremos que los desempleados sean ‘activos’, que se levanten cada mañana con un lugar físico al que acuden para ‘trabajar’ en mejorar su empleabilidad, con compañeros con los que forma un equipo y a los que apoya y le apoyan, y con un técnico que le guía en ese camino”, ha agregado.

Por su parte, el Concejal de Promoción Económica, Innovación y Turismo de Montilla, Manuel Carmona, ha añadido que ““al margen de valoraciones cuantitativas, nos quedamos con la valoración que normalmente no se tiene en cuenta, que son esas historias personales que hay detrás del grupo humano que se ha generado. Hay que resaltar la importancia del nivel de cualificación, autonomía y competencias que han adquirido los integrantes. Hemos compartido espacio en SOLERA durante estos 5 meses y es admirable ver la cohesión y el dinamismo que ha tenido el grupo en cuanto al trabajo realizado: radio, entrevistas, trabajo por proyectos, stand en Montilla Market, día del vecino, galería de talentos, diseños espectaculares, desayunos con empresas; hasta un Mannequin Challenge”.

“Son detalles que dicen mucho del trabajo realizado a nivel grupal en estos 5 meses, todo ello no hubiera sido posible sin la figura del técnico coordinador de la Lanzadera (Francis) que ha conseguido que a día de hoy tengamos a 20 expertos en “encontrar o crear su propio empleo” con un repertorio exquisito de competencias específicas y transversales para la búsqueda de empleo en un mercado complejo”, ha especificado Carmona.

“Las lanzaderas desarrollan nuevas formas y hábitos de trabajo que el mundo laboral requiere: el trabajo colectivo o en equipo, la forma colaborativa y el trabajo en red son bases sobre las que se cimientan las actividades que se realizan dentro de una lanzadera y en el que se fomenta el ¨aprender haciendo¨ buscando trabajo ¨todos para todos¨. Las lanzaderas les permite a las personas en desempleo enfrentarse al mundo laboral más empoderados, con más herramientas y con una actitud diferente” han explicado desde Fundación Telefónica.

 

 

Menú