Los 19 alumnos de la cuarta edición de la Escuela de Pastores de Andalucía comienzan hoy sus clases en Hinojosa del Duque

La cuarta edición de la Escuela de Pastores de
Andalucía pone en marcha desde hoy un nuevo curso de formación que se imparte
en las instalaciones del centro de Hinojosa del Duque (Córdoba) del Instituto
de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (Ifapa), adscrito
a la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural. En la puesta en
marcha de esta iniciativa formativa, centrada este año en la dehesa, colabora
también la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y diversas
organizaciones ganaderas de la comarca.

 

Los 19 alumnos –15 hombres y 4 mujeres- que
asistirán a estas clases para formarse como futuros pastores proceden de las
provincias de Córdoba (10), Cádiz (2), Sevilla (2) y Málaga (2), y hay también
dos participantes extremeños y uno de Madrid.

 

En el marco de esta escuela se ha celebrado a
finales del mes de febrero un curso dirigido a nuevos ganaderos-tutores que
colaboran en el desarrollo de las jornadas prácticas de esta actividad
formativa. Las clases para ganaderos experimentados persiguen optimizar al
máximo la transferencia de conocimientos entre los pastores profesionales y el
alumnado.

 

Entre los objetivos de la Escuela de Pastores de
Andalucía se encuentran tanto potenciar la recuperación de esta actividad
tradicional como fomentar la incorporación de nuevos pastores a la ganadería
extensiva, facilitando el relevo generacional de este sector en Andalucía.

 

Teoría y práctica

 

El curso
para pastores, que se celebra hasta el 11 de julio, tiene una duración total de 540
horas lectivas, de las que 240 horas son prácticas y se desarrollan en
explotaciones de ganaderos-tutores. Las otras 300 horas son teórico-prácticas
al compaginar lecciones impartidas en un aula con salidas de campo a
explotaciones ganaderas colaboradoras con este centro Ifapa.

 

Los conocimientos teóricos incluidos en el programa
de la Escuela de Pastores de Andalucía 2014 se organizan en diez módulos de
diversas temáticas entre las que se encuentran, por ejemplo, manejo del ganado,
la reproducción y cría de los animales, la alimentación en pastoreo o el papel
medioambiental del pastor. Abordando esta
última temática, los alumnos se acercan a la utilización del pastoreo
controlado como herramienta de prevención de incendios, un uso que permite un
mantenimiento sostenible y tradicional del monte mediterráneo andaluz al tiempo
que fomenta el oficio de la ganadería. Esta formación entronca directamente con
el programa de pastoreo controlado con ganado que, bajo la denominación Red de
Áreas Pasto-Cortafuegos de Andalucía (Rapca), organiza la Consejería de Medio
Ambiente y Ordenación del Territorio.

 

El
programa Rapca forma parte de las iniciativas de prevención incluidas dentro
del Plan Infoca y consiste en el empleo de ganado para eliminar el combustible
vegetal de las áreas, líneas y fajas cortafuegos. El paso del ganado por estas
zonas, al alimentarse con la vegetación existente, permite el adecuado
mantenimiento de los cortafuegos, minimizando así el riesgo de propagación de
incendios.

 

Los alumnos contarán con la colaboración de 38
ganaderos-tutores de siete provincias que ponen sus instalaciones y
conocimientos al servicio de este proyecto para el desarrollo de jornadas de
prácticas.

 

 

Organismos colaboradores

 

La Junta de Andalucía cuenta con la colaboración de
diversas entidades para la puesta en marcha de esta nueva edición de la Escuela
de Pastores de Andalucía. Entre estos organismos se encuentran algunos del
sector como la cooperativa Corderos del Sur (Cordesur), la Asociación Nacional
de Criadores de Caprino de la Raza Murciano Granadina (Caprigran), la
Asociación Nacional de Criadores de Caprino de la Raza Florida (Acroflor) y la
Asociación Española de Criadores de Ovinos Precoces (Aecop).

 

Asimismo también participan en el proyecto expertos
del grupo de Pastoreo de Andalucía compuesto por miembros de la las universidad
de Sevilla y Córdoba, la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y
Ganaderos (COAG) y la Asociación Nacional de criadores de Caprino de la Raza
Malagueña (Cabrama).

Menú