Los centros de Atención Primaria de Córdoba han ofrecido consejo sanitario para dejar de fumar a más de 176.000 personas en el primer trimestre del año

descarga1_12_1
Foto: cedida.
Los centros de Atención Primaria de la provincia de Córdoba –centros de salud y consultorios– ofrecen intervención básica para dejar de fumar, o lo que es lo mismo, consejo sanitario para abandonar este hábito. Durante el primer trimestre de 2014, los profesionales de Medicina y Enfermería de los centros de Primaria repartidos por toda la comunidad autónoma han ofrecido consejo sanitario para dejar de fumar a más de 176.000 personas  (176.902).  En el conjunto de Andalucía han sido atendidas más de un millón de personas por este motivo. 
Con motivo de la conmemoración mañana, día 31 de mayo, del Día Mundial sin Tabaco, que este año se celebra bajo el lema “Subir los impuestos del tabaco”, la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales reafirma su apuesta por ayudar a las personas fumadoras que deseen dejar de serlo, prevenir la adquisición de este hábito desde edades tempranas y reducir el consumo de tabaco.
 La intervención básica desde los centros de Primaria es un instrumento de prevención y control del tabaquismo que reúne las características de ser firme, serio, breve y personalizado. Es el médico de familia es el profesional encargado de recomendar o aconsejar el abandono de este hábito y alentar y felicitar a quienes lo consiguen o bien a quienes no han tenido nunca este hábito no saludable. 
Además de esta intervención básica que se ofrece desde los centros salud existen recursos específicos para lograr abandonar el tabaco como son las intervenciones avanzadas ya sean en grupo o de forma individual.  Entre enero y marzo de este año un total de 1.450 personas han utilizado estos servicios (967 en el caso de la intervención avanzada individual y 483 en intervención avanzada grupal). 
Estos programas requieren de la presencia física de la persona fumadora en el centro y, por ende, de un desplazamiento y un horario. Por este motivo, para facilitar el acceso a otros usuarios en 2007 la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales puso en marcha un servicio gratuito de deshabituación tabáquica por teléfono. 
Teléfono de Información sobre el Tabaco
La Quit Line, a la que se accede haciendo una llamada al Teléfono de Información sobre el Tabaco (900 850 300) o a Salud Responde (902 505 060), acerca las técnicas para dejar de fumar a aquellas personas fumadoras que, por motivos de trabajo, tiempo o distancia, no puedan participar en los talleres que se organizan en los centros de Atención Primaria. 
Desde el verano de 2007, cuando se activó esta vía, y hasta el 30 de abril de 2014, un total de 7.132 ciudadanos andaluces se han puesto en contacto con la Quit Line para dejar el tabaco. Este recurso favorece una terapia personalizada a través del teléfono y el seguimiento periódico de un técnico especialista en deshabituación. En los tres primeros meses del año se recibieron 10 solicitudes de ayuda por parte de ciudadanos de Córdoba a las que hay que sumar las 18 consultas realizadas en el Teléfono de Información sobre el Tabaco. 
Plan Integral de Tabaquismo de Andalucía
El tabaquismo sigue siendo la causa más importante de morbimortalidad evitable de los países desarrollados. De hecho, un tercio de las muertes por cáncer y un 31% de los trastornos cardiovasculares en hombres y un 7% en mujeres son atribuibles al tabaco. Además, otro dato relevante es que se calcula que el 80% de los cánceres de pulmón son provocados por el tabaquismo.
El Plan Integral de Tabaquismo de Andalucía (PITA) es la herramienta empleada por la Junta de Andalucía para poner a disposición de los andaluces un amplio abanico de recursos para dejar este hábito. Igualmente, a través del PITA se desarrollan medidas que contribuyen a  evitar la adquisición del mismo. Estas líneas de trabajo son básicas en este Plan, activo en Andalucía desde 2005. 
Evolución del consumo de tabaco
Andalucía es la segunda comunidad autónoma con mayor prevalencia de fumadores diarios (solo por detrás de la Comunidad Valenciana). Si bien, pese a que en los últimos años se ha detectado una reducción del número de fumadores diarios entre hombres, en las mujeres se ha observado un crecimiento de más de dos puntos en la prevalencia hasta alcanzar el 25,2% de fumadoras a diario, lo que supone una progresiva feminización del hábito. En cuanto a los indicadores de consumo, se ha detectado un retraso de casi dos años en el inicio del consumo (17,9 años en hombres y 19,4 años en mujeres) con respecto a ejercicios anteriores. 
Colectivos con especial atención
El Plan Integral de Tabaquismo incluye programas específicos de deshabituación y prevención del hábito en colectivos de especial atención, entre los que se encuentran mujeres embarazadas, las personas privadas de libertad o aquellas que tienen alguna enfermedad mental. Para cada uno de estos tres casos se establecen acciones concretas con metas concretas.
Tanto por las características inherentes a la enfermedad mental, como por las alta prevalencia de tabaquismo existente en este colectivo, el Plan desarrolla una línea de trabajo específica para promover el abandono de este hábito. Desde el principio del Plan Integral de Tabaquismo de Andalucía, y hasta el pasado mes de abril, un total de 1.718 pacientes con trastorno mental grave han recibido atención individual o grupal para dejar de fumar. De ellas, 83 corresponden a los primeros cuatro meses del presente año.  
Otro de los colectivos con especial atención en materia de tabaquismo son las personas privadas de libertad. Desde 2006 se colabora con centros penitenciarios, entre ellos el de Córdoba, para desarrollar actividades de sensibilización, tratamiento y formación dentro de los mismos.
 Además del centro cordobés se han beneficiado de sesta iniciativa Alcalá de Guadaíra, Puerto I, Puerto II y Puerto III, Alhaurín de la Torre, Jaén, Albolote y El Acebuche. En total han sido 279 personas privadas de libertad las que han participado en estas actividades en Andalucía. Durante los primeros cuatro meses de 2014 han participado en intervenciones avanzadas 32 personas privadas de libertad.
Mujeres embarazadas
El embarazo es una situación vital que por su importancia requiere de especial atención en aquellas mujeres que son fumadoras, en tanto en cuanto puede provocar daños tanto sobre la mujer como en el futuro bebé. La prevalencia del tabaquismo en mujeres embarazadas se sitúa, en España, entorno al 33%. De ellas, aproximadamente el 30% dejan de fumar cuando conocen su estado, pero alrededor del 70% vuelve a este hábito tras el parto.
De este modo, la Consejería inició en 2006 el programa de deshabituación tabáquica para mujeres embarazadas, y en el que han participado hasta ahora un total de 2.570 gestantes. En el primer cuatrimestre de 2014 fueron 93 las mujeres embarazadas que participaron en intervenciones avanzadas en las unidades de tabaquismo. 
Formación de profesionales
Desde los inicios del Plan Integral de Tabaquismo, la línea de formación ha sido uno de los puntos esenciales que lo vertebra, ya que en ella se basa el funcionamiento de los recursos existentes. El objetivo es capacitar a los profesionales sanitarios a abordar este problema de manera trasversal, ayudando a los ciudadanos a abandonar este hábito tan perjudicial para la salud. Desde 2006, se han realizado cursos de formación básica de los que se han beneficiado 18.473 profesionales sanitarios en Andalucía. A ellos se suman 2.532 participantes en talleres de intervención avanzada individual y 1.333 profesionales sanitarios en intervención avanzada grupal. 
Estos talleres formativos están encaminados a ofrecer y garantizar una atención integral en las tareas de promoción, intervención, prevención, e investigación en el ámbito de la Atención Primaria y Áreas de Gestión Sanitaria al objeto de aunar esfuerzos y trabajar conjuntamente en el control del tabaquismo para disminuir su incidencia y su morbimortalidad.
Prevención en el ámbito educativo
En la línea de prevenir el tabaquismo, la Consejería mantiene los programas dirigidos a la población joven con el objetivo de dotarles de las herramientas necesarias para reconocer los mecanismos de presión que pueden inducirles a iniciarse en el hábito de fumar. ‘A no fumar ¡me apunto!’ es el programa de promoción de la salud y prevención del tabaquismo desarrollado por la Consejería en el marco del Plan Integral de Tabaquismo en colaboración con Educación. 
El objetivo es que alumnos y docentes conozcan los perjuicios que ocasiona el tabaco sobre el organismo, así como los beneficios que tienen abandonar este hábito o lo que es mejor, no iniciarse en él. El programa ‘A no fumar ¡me apunto!’ cuenta con la participación en la provincia de Córdoba de 56 centros educativos, 9.458 alumnos y 6.855 profesores.
Por otra parte, la Red Andaluza de Servicios Sanitarios Libres de Humo supone una estrategia de lucha contra el tabaquismo integrada en una red de ámbito europeo cuyo principal objetivo es desarrollar medidas activas comunes de los servicios sanitarios en el control y prevención de este hábito. En el primer cuatrimestre de este año, 2.844 profesionales andaluces se han beneficiado de acciones de formación básica y sensibilización y 80 han recibido formación en intervención avanzada individual. El objetivo de ello es capacitar al profesional sanitario para atender de forma individualizada a pacientes fumadores y acompañarlos en su proceso de deshabituación.
Menú