María Jesús Serrano aboga por la conservación de los ríos para mejorar la gestión de estos valiosos ecosistemas

 

lafoto5_1
Foto: cedida.

La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio,
María Jesús Serrano, ha abogado por la conservación como la única vía posible
para mejorar la gestión de los ríos andaluces. En el marco de la presentación
en Madrid del libro ‘Espacios Fluviales Sobresalientes’, editado por la
Consejería en colaboración con el grupo Tragsa, la titular del ramo de la Junta
de Andalucía ha vuelto a reivindicar que el Gobierno central delegue las
competencias del río Guadalquivir a la Administración andaluza. Serrano ha
asegurado que recuperar la gestión del mismo es absolutamente necesario para
“alcanzar el papel que nos corresponde en su Plan Hidrológico”.

 

A lo largo de su intervención, la consejera ha subrayado la
labor realizada en esta publicación que supone “un extraordinario diagnóstico
por su exhaustividad y por su originalidad” y viene a ser el primer inventario
realizado en la comunidad de los espacios fluviales más valiosos.

 

Este libro es un catálogo que no se limita al estudio de los
ríos andaluces desde el punto de vista ecológico, sino  también desde el histórico, cultural,
paisajístico y recreativo de los mismos. Gracias a una aplicación web creada
para la ocasión, toda esta información se encuentra a disposición de la
ciudadanía a través del portal de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación
del Territorio. De ahí que Serrano haya resaltado la innovación en la
metodología desarrollada para que este proyecto viera la luz. 

 

La Herramienta de Información de Datos de los Ríos de Andalucía
(HIDRA) es un potente servicio de consulta en el que se han volcado todos los
datos de la publicación ‘Espacios Fluviales Sobresalientes’. HIDRA incluye los
63.852 kilómetros de la red hidrográfica valorados en tres criterios: estado de
conservación de los cauces, valor ecológico e importancia cultural y
paisajística.

 

En relación a los dos tomos que configuran el libro, la
consejera ha resaltado que la calificación de Espacio Fluvial Sobresaliente se
le ha concebido a 113 tramos (un 2,3%). Es decir, a un total de 1.450
kilómetros de la red hidrográfica de la comunidad, que cuenta con 63.000
kilómetros en su conjunto. Serrano ha sostenido que la publicación no se reduce
a contenidos meramente descriptivos, sino que también “se convierte en un
impulso para mejorar la gestión de los mismos”.

 

Según la titular de Medio Ambiente, “en este esfuerzo
acreditamos décadas de trabajo e inversiones millonarias. Desde la depuración
de aguas residuales urbanas a la restauración de riberas degradadas”. En este
sentido, no ha querido olvidar la labor realizada en el terreno normativo a
través del Plan Andaluz de Riberas, el Acuerdo Andaluz por el Agua y la propia
Ley de Aguas, así como la Directiva Marco de la UE.

 

La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio,
María Jesús Serrano, ha querido añadir a este trabajo de análisis, estudio y
protección de los ríos, la labor realizada por el Gobierno andaluz gracias a
los Planes Hidrológicos, ya que incluyen reservas fluviales. En concreto,
dieciséis en las Cuencas Mediterráneas, seis en la del río Guadalete y Barbate
y dos en la del Tinto, Odiel y Piedras. A su juicio, “estos antecedentes
explican nuestro esfuerzo actual y dan sentido a este inventario, útil tanto
para el desarrollo normativo, como para el aprecio ciudadano hacia unos
ecosistemas diversos y hermosos”. 

Menú