Personal sanitario se dirige a los representantes del Gobierno de España y Andalucía en Córdoba por la destrucción de empleo

descarga_9_2
El Sindicato Profesional de la Enfermería SATSE-Córdoba no cesa en su denuncia ante los medios de comunicación y en distintos foros de la insostenible situación ante la falta de profesionales de la Salud en los Centros Sanitarios de la provincia. A pesar de ello, desde las distintas Gerencias, hasta la fecha no se ha estado adoptando ninguna medida que pretenda paliar en lo más mínimo, el déficit de personal sanitario y con ello el riesgo para la seguridad del paciente.
Según SATSE la paralización en la contratación de personal de Enfermería por parte del SAS para sustituir a los profesionales que se encuentran de baja por enfermedad, baja por maternidad, reducciones de jornada por cuidados de hijos, vacaciones o ante algún permiso reglamentario que aún pudieran respetar, está generando la movilidad de cientos de profesionales de un servicio a otro, así como descubiertos en la plantilla de profesionales de los centros; por tanto, se está poniendo en grave riesgo la atención sanitaria y la seguridad del paciente, realizándose solo algunos contratos como máximo al 75% de la jornada, e incluso inferiores.
Por otra parte el Gobierno de la Nación implantó una Ley donde se indicaba que la tasa de reposición ante las jubilaciones sería del 10%, porcentaje que ni siquiera se ha respetado en muchos centros, quedando aún más mutilada si cabe, la atención sanitaria.
A juicio de SATSE este déficit afecta negativamente en todas las intervenciones Enfermeras: Acogida al paciente, Valoración de Enfermería, Desarrollo y Ejecución de los planes de cuidados, Educación Sanitaria tanto en el proceso de hospitalización como en el informe de alta hospitalaria e incluso en la Atención Urgente, añadiendo la lamentable situación que viene desarrollándose en los Centros de Salud.
Ante este escenario de destrucción de empleo y de falta de personal de Enfermería y teniendo como objetivo único el mantenimiento del 100% de la plantilla para salvaguardar la seguridad del paciente, SATSE adoptó hace tiempo una serie de medidas. En este sentido, se presentaron denuncias ante el Comité de Seguridad y Salud del Hospital Reina Sofía con traslado a la Inspección de Servicios, denuncia ante la Fiscalía, Delegada de Salud, Subdelegado de Gobierno, Partidos Políticos y Asociaciones de Enfermos, además de presentar denuncia y petición de amparo al Parlamento Europeo.
Hoy el personal sanitario cansado de la situación existente ha iniciado un envío masivo de cartas dirigidas a quienes representan en Córdoba al Gobierno de España y de Andalucía pidiendo su intervención para paliar la situación descrita, y solicitarles adopten y enmienden algunas de las medidas adoptadas por ambos gobiernos, recordándoles que la prestación de unos cuidados asistenciales dignos es lo más importante y demandado por toda la ciudadanía, algo que con la situación creada y sufrida es imposible garantizar en óptimas condiciones de calidad y seguridad.
Finaliza SATSE manifestando que no se puede utilizar la situación de crisis como excusa para mantener unas plantillas de Enfermería deficitarias que están dañando el estado de bienestar que constituye la sanidad pública y que tanto esfuerzo por parte de todos ha costado construir, dañando deliberadamente al mismo tiempo nuestra sanidad pública y despreciando con frialdad los derechos de los ciudadanos a disponer de todos los recursos necesarios para resolver sus problemas de salud.

Menú