El SAS reconoce que las vacunas contra la gripe no tienen dispositivos de bioseguridad

El Sindicato Profesional de Enfermería SATSE ha denunciado que el SAS persiste en adquirir miles de dosis de vacunas contra la gripe sin las correspondientes medidas de seguridad para las Enfermeras y Enfermeros, que eviten accidentes laborales como pinchazos o cortes accidentales.

SATSE asegura que la protección de los profesionales de Enfermería para el SAS debería ser una prioridad, dado que cualquier pinchazo o corte accidental durante el manejo y administración de vacunas en la próxima campaña contra la gripe va mucho más allá de dicho pinchazo o corte, al existir con ello riesgo de sufrir enfermedades infecto contagiosas como Hepatitis C, VIH, etc.,… por tanto las seguridad laboral ha de ser una prioridad absoluta por encima de cuestiones meramente económicas.

El sindicato recuerda que lleva años denunciando esta situación de riesgo para los profesionales de Enfermería, tal es así que la pasada campaña de vacunación de 2017, al confirmar nuevamente que el SAS volvió a utilizar dosis de vacunas sin protección para evitar accidentes a los profesionales, decidió denunciar la situación al Defensor del Pueblo Andaluz, así como al centro de Prevención de Riesgos Laborales perteneciente a la propia Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía.

Al respecto, continúa SATSE en el informe que el SAS ha remitido un año después de la denuncia de SATSE al Defensor del Pueblo Andaluz, reconoce el propio SAS que efectivamente la vacuna utilizada no cuenta con dispositivo de seguridad que evite accidentes a las Enfermeras y culpa de ello a que solo una marca de las tres que utiliza habitualmente el SAS(Intanza) cuenta con dispositivo de bioseguridad, trasladando por tanto la responsabilidad de la falta de dispositivos de bioseguridad a los fabricantes de las otras marcas utilizadas por el SAS y que no tiene dispositivos de bioseguridad(Vaxigrip e Influvac).

En cuanto al informe emitido por Prevención de Riesgos Laborales tras la denuncia de SATSE, el mismo es claro y firme en sus conclusiones: “Se están utilizando en la campaña de la gripe (ultima 2017), lotes de vacunas que no reúnen los requisitos de seguridad y por tanto existe riesgo de sufrir pinchazo accidental y transmisión de infección al personal de Enfermería, que ha sido evaluado con un nivel de riesgo, debiendo corregirse de forma prioritaria en la gestión”. Asimismo dicho informe establece que ha de establecerse “una adecuada implantación del Plan de Prevención, el cual debería conllevar que primasen los principios generales de la Ley 31/1995 y una aplicación clara de los preceptos relacionados con la bioseguridad en los productos sanitarios”.

Por último desde Prevención de Riesgos Laborales se afirma que “la seguridad de los trabajadores del sector sanitario y hospitalario queda comprometida” por la situación existente y se determina que esta impide la “implantación de una política de prevención global y coherente que evite lo peligroso, sustituyan lo peligroso y planifique la prevención integrando la evolución de la técnica”.

Por todo ello y ante la nueva campaña de vacunación de la gripe, SATSE exige que priorice la seguridad de los profesionales de Enfermería y no el coste de una u otra marca, teniendo claro el Sindicato  de Enfermería  que no se puede poner en riesgo de manera deliberada la salud laboral  de los profesionales y exige por tanto que todas las vacunas de la gripe en la campaña que se iniciará próximamente cuenten con el dispositivo de bioseguridad que protege a los profesionales de Enfermería de pinchazos o cortes que puedan comprometer su propia salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Menú