Un equipo GEDEX desactiva un proyectil de artillería de la Guerra Civil Española en Aguilar de la Frontera

PROYECTIL

El pasado uno de mayo un vecino de la localidad de Aguilar de la Frontera (Córdoba) se encontró en una bodega lo que parecía ser un proyectil de artillería, motivo por el que un equipo G.E.D.E.X. (Grupo Especial de Desactivación de Artefactos Explosivos) de la Guardia Civil, de la Comandancia de Sevilla, se desplazó hasta el municipio cordobés.

El equipo de la Guardia Civil reconoció el material como un proyectil de artillería con un calibre de 115 mm., habituales para su uso durante la guerra civil española. Aunque presentaba una abundante oxidación exterior, el proyectil conserva sus características intrínsecas. Acto seguido, y con las debidas medidas de seguridad y protección, debido a la peligrosidad real que comporta, los agentes lo trasladaron hasta un paraje adecuado para proceder a su desactivación.

Durante 2017 y el presente año, los G.E.D.E.X. de la Guardia Civil a nivel nacional han realizado un total de 5.066 intervenciones, de las cuales, 1.451 respondieron a un tipo de artefactos de uso militar.

La Guardia Civil ha comunicado en una nota de prensa que “reitera una vez más que estos tipos de artefactos no son ni pueden considerarse objetos de colección y está prohibido su comercio o tenencia, puesto que suelen poseer todos sus elementos, entre ellos, su carga explosiva, por tanto podrían activarse y explosionar a pesar del tiempo transcurrido.

Si alguna persona encuentra una bomba de aviación, proyectil, granada de mano etc… debe abstenerse de manipularlo y avisar rápidamente al 062, para que T.E.D.A.X. (Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos Explosivos y de Naturaleza Nuclear, Radiológica, Biológica y Química), se hagan cargo, pues estos técnicos de la Guardia Civil cuentan con los conocimientos y la capacitación necesaria y son los únicos con competencia exclusiva, recogida en La Constitución y Leyes Orgánicas que la desarrollan, para intervenir en estas situaciones”.

En el documento incluye que el modo de proceder, en caso de encontrar algún artefacto explosivo, sea mediante aviso al 062, marcar o balizar el lugar donde se encuentra, o evitar que otras personas puedan acceder al lugar y manipularlo.

Concluye la Guardia Civil con la determinación de que “nunca se debe recoger el artefacto ni trasladarlo a otro lugar, y menos aún, a domicilios o espacios cerrados, donde una explosión podría producir un verdadero estrago.

Para la ampliación o confirmación de cualquier otro dato, puede consultarse con la Oficina Periférica de Comunicación de la Guardia Civil de Sevilla, en el teléfono 954 23 53 22”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú