Rafael Gómez “Soto” rememora su infancia en Montilla y su llegada a Mondragón durante su pregón de la Feria de El Santo

En la noche de ayer, el paseo de las Mercedes acogió el tradicional pregón de Feria, acto inaugural de nuestra Feria en honor a San Francisco Solano, que continuando con la línea que comenzó en 2008, recibió como pregonero a Rafael Gómez Priego “Soto”, un montillano ausente que a los 14 años emigró a Mondragón, Guipúzcoa.

En un acto presentado por Carmina Leiva, se subió también al escenario Demetrio Cruz, presidente de la Unión de Empresarios (Ademo), para presentar de forma especial y amistosa a Rafael “Soto” quien fue desgranando las vivencias que marcaron su infancia en Montilla cuando, según dijo, “el Real de la Feria estaba ubicado en el Paseo de Cervantes”.

Rafael Gómez nació el 30 octubre de 1951, en una casa de vecinos de la calle Medico Cabello y allí se crió junto a sus hermanos. Estudió en el colegio Salesianos, donde asegura tenía mucha devoción por María Auxiliadora.

“Soy creyente aunque no practicante. Mi devoción durante mi época de salesiano iba más dirigida a María Auxiliadora, San Juan Bosco y Santo Domingo Sabio, en perjuicio del Santo patrón de Montilla”, destacó Rafael “Soto”.

Aún así, este salesiano fue bautizado en la Iglesia de San Francisco Solano, así como todos sus hermanos.

En la noche de ayer, Rafael recordó con cariño cómo era nuestra feria cuando él era niño: “Bajar por la calle San Luis y ver los puestos de turrón, camarones y frutas escarchadas; cruzar el arco de Santa Clara para desembocar en el Llano Palacio y finalmente entrar en el Paseo Cervantes”.

El hecho que dijo recordar con más tristeza, fue el haber sido testigo de la demolición de los famosos Arcos de la Puerta Aguilar, en la mañana del 19 de mayo de 1962, mientras iba camino al colegio con otros compañeros.

Comenzó  a  trabajar  con  14  años  en  las  bodegas  de  Márquez  Panadero,  en aquella época ubicadas en el Coto, pero poco después fue a visitar a unos familiares a Mondragón donde acabó quedándose.

“Me llevaron a Mondragón para devolver la visita a unos primos y tíos, y dos días más tarde comenzaba a trabajar como aprendiz en una empresa dedicada a la fabricación   de   máquinas   y   herramientas,   trabajando   en   ella   de   forma ininterrumpida, la friolera de 51 años, un mes y 18 días”, señaló el pregonero.

Cofundador y presidente de la Casa Al-Andalus en Mondragón, que fundó en 1990, Rafael fue también concejal del Ayuntamiento de Mondragón del 83 al 87, además de secretario general de UGT.

“El golpe de Estado me cogió negociando el convenio provincial del Metal de Guipúzcoa,  siendo además presidente de la Casa del Pueblo de Mondragón, lo que supuso estar toda la noche con otros compañeros, desmantelando todo los archivos que teníamos en la sede, para esconderlos en trasteros de las casas cercanas”, apuntó Rafael.

Para finalizar su pregón, Rafael habló de la fundación de la primera Casa de Andalucía en Guipúzcoa, la Casa Al-Andalus, donde cada año realizan un sin fin de actividades culturales, tales como el “Encuentro anual de Andaluces en Euskadi”,  o la “Romería del Rocío” en Mondragón cada primer domingo de Julio. Gómez “Soto” invitó a todos sus paisanos a conocer Mondragón y pasar por la Casa Al-Andalus donde dijo “no faltan los vinos de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles”.

El pregón concluyó con el tradicional brindis por parte de la corporación municipal y tras él se interpretaron  unas originales coplas de El Santo de la mano del grupo K’arte, con Mariví Herencia y Curro Cruz.

Tras todo el acto, se disfrutó del pasacalles inaugural de Feria, que a las 00:00 horas concluyó en la avenida de Las Camachas con la iluminación de nuestra portada de Feria, dando así comienzo oficial a los 5 próximos días de Feria de El Santo que Montilla vivirá esta semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú