Recortados en la Sanidad Pública Cordobesa 63 millones de euros

El Sindicato Profesional de la Enfermería SATSE-Córdoba ha realizado un estudio en base a los datos de la propia Administración Sanitaria que evidencia que los Hospitales y Centros de Salud del SAS en Córdoba han recortado el dinero destinado a la Sanidad Pública Cordobesa, concretamente el destinado a personal en más de 60 Millones de euros, concretamente 63 Millones de euros, es decir, más de 10.500 millones de pesetas, si se relaciona el año 2011 con el 2015, lo que está provocando severa destrucción de empleo, así como eliminación de cientos de puestos de trabajo y con ello alarmante precariedad y déficit de profesionales que pone en riesgo la seguridad del paciente y la de los propios profesionales.

Según SATSE, esta cantidad se corresponde con una disminución del 19% respecto del presupuesto disponible el año 2011 destinado a personal, en el conjunto de centros sanitarios del SAS en la provincia de Córdoba.

SATSE recuerda que el presupuesto anual global de los Centros Sanitarios en su conjunto, destinado a personal ascendió en 2011 a 335 millones de euros, quedando reducido el mismo para el presente año 2015 a 272 millones de euros, es decir 63 millones de euros recortados del dinero destinado a personal sanitario y no sanitario, necesario para prestar atención sanitaria y cuidados a los pacientes y ciudadanos en los Hospitales y Centros de Salud de la provincia de Córdoba. Esta disminución del presupuesto para personal por valor de 63 millones de euros, viene a suponer en términos prácticos, la equivalencia a la no contratación en el conjunto de la provincia de más de 2.000 profesionales de Enfermería durante todo el año, para necesidades de dotación de plantilla o contratos para la sustitución de los profesionales que contraen una enfermedad, causan baja por maternidad, tienen reducción de jornada por cuidado de hijos menores de 12 años o mayores a su cargo, están de vacaciones, así como cualquier licencia o permiso reglamentario, además de la no contratación permanente de 30 Matronas para suplir la ausencia total de éstos profesionales en los centros de salud y la no contratación de 20 Fisioterapeutas para paliar el déficit de éstos en los Hospitales y centros de salud.

Del conjunto de centros que han reducido su presupuesto en capítulo 1, entre los años 2011 y 2015, destaca la reducción presupuestaria del Distrito Córdoba con una reducción del 23% y más de 7 millones de euros detraídos, seguido del Distrito Guadalquivir y el Área Sanitaria Sur con una reducción presupuestaria en cada uno del 22%, el Reina Sofía con una reducción presupuestaria entre 2011 y 2015 de más de 30 millones de euros, y por último el Área Sanitaria Norte con una reducción presupuestaria del 13 % y casi 5 millones de euros, recortados en los presupuestos de 2015 respecto de los existentes en el 2011.

El Sindicato recuerda que por ejemplo el Hospital Reina Sofía es el centro sanitario que históricamente menos dinero ha destinado a gasto de personal, con 318 Euros por habitante y año, mientras otros Centros Hospitalarios de similar nivel destinaban respectivamente 392 euros (Hospital Virgen del Rocío de Sevilla), 372 euros (Hospital Ciudad de Jaén), 366 euros (Hospital Virgen de la Nieves de Granada), 365 euros (Hospital Torrecárdenas de Almería), etc. Situándose la media de gasto de personal por habitante y año en el conjunto de hospitales andaluces similares al Reina Sofía, en 350 euros.

Con estos drásticos recortes en la sanidad pública, concretamente en el gasto para profesionales, SATSE asegura que se está destruyendo empleo de manera deliberada, llevando los Centros Sanitarios a una situación límite de riesgo para la seguridad de los pacientes y también de los profesionales, al mismo tiempo que se está empobreciendo a miles de familias condenándolas a la precariedad.

Recortes presupuestarios, según SATSE, que rayan la temeridad y el despropósito, pues en los Hospitales y Centros de Salud se castiga laboral y profesionalmente a los trabajadores con recortes salariales y laborales, que repercuten negativamente no solo en el empleo y seguridad de los profesionales, sino también en la seguridad y atención a los pacientes y cuidados, acreditado por un recorte presupuestario por valor de 63 millones de euros solo en necesidades de personal y por tanto en disponibilidad de recursos y medios profesionales para atender a los pacientes. Al mismo tiempo se mantienen intactas situaciones como el desproporcionado incremento generado en el Hospital Reina Sofía durante los cuatro últimos años, en más de 170 puestos de personal Médico (único colectivo que sigue creciendo), todo ello con un coste aproximado de unos 11 millones de euros; o se genera gasto por valor de más de 350.000 euros, también en Reina Sofía, para “incentivar la investigación en las unidades clínicas”, cuando están sobradamente cubiertas las necesidades e inquietudes para investigar con las infraestructuras y medios ya disponibles.

Así mismo continua SATSE, no es de recibo que al personal sanitario se le castigue con hachazos salariales y laborales y se les impongan las arriesgadas consecuencias de los recortes presupuestarios en sus centros sanitarios (63 Millones de euros), mientras se siguen repartiendo dividendos por productividad, como si de una empresa privada se tratase, entre los Directivos y Directores de las Unidades de Gestión Clínica, que en los último años se han repartido más de 6 millones de euros, o como también permanecen las subvenciones directas e indirectas a Sindicatos, Partidos Políticos y Organizaciones Empresariales, algo que según SATSE, debería eliminarse radicalmente y dedicar dicho dinero a la creación neta de empleo y mejoras sanitarias.

SATSE muestra su enorme preocupación por la posibilidad de que este brutal e irresponsable recorte presupuestario selectivo, practicado en los centros sanitarios del SAS (Hospitales y Centros de Salud) de la provincia de Córdoba por valor de 63 millones de euros, pueda facilitar o provocar alguna situación irreversible para algún paciente, por no disponer éste de los profesionales sanitarios necesarios en su atención y cuidados, si eso ocurre, asevera SATSE, nadie podrá decir ni eludir su responsabilidad, pues de manera reiterada SATSE ya ha advertido en varias ocasiones por escrito, por ejemplo, de la situación de riesgo real que existe en el Hospital Reina Sofía para el paciente, por la falta de profesionales de Enfermería, y lo ha hecho ante la Fiscalía, la Dirección Gerencia del Hospital, la Inspección de Servicio de la Junta de Andalucía, La Inspección de Trabajo y ante el Defensor del Pueblo Andaluz.

Finaliza SATSE aseverando y criticando duramente la irresponsabilidad asistencial que supone unos recortes presupuestarios de 63 millones de euros en materia de personal, cuando son los profesionales y no los Directivos y tecnócratas de la Administración Sanitaria, quienes resuelven directamente los problemas de salud de los pacientes y posibilitan una vida más saludable de éstos en compañía de sus seres queridos.

Menú