Servicios Sociales pone en marcha los Talleres Prelaborales y el Curso de Mediador Social

El Teniente de Alcalde de Bienestar Social, Francisco Lucena, y la directora del Centro de Servicios Sociales, Mari Carmen Galisteo, han presentado esta mañana las dos actividades que se van a realizar durante los meses veraniegos enmarcadas dentro del programa Ciudades ante las drogas. Por una lado se van a celebrar los talleres prelaborales y por otro el curso de Mediador Social para la prevención de drogodependencia y adicciones. Ambas actuaciones se realizarán durante los meses de julio y agosto.

Los talleres prelaborales permitirán a chavales de 12 a 15 años tener una primera toma de contacto con los sectores de cocina y peluquería. “Estos talleres son una actividad preventiva que busca alternativas de capacitación y formación para los adolescentes, ha explicado Lucena, para que tengan una primera toma de contacto con el mundo laboral, al tiempo que desde el Centro Municipal de Servicios Sociales se trabaja con los participantes en la prevención de situaciones de riesgo y en valores como la empatía, el respeto, la autoestima la prevención de conductas de riesgo”.

Para este año los talleres se van a realizar de forma mensual, uno en julio y otro en agosto. En las instalaciones de Restaurante Los Arcos se impartirán los talleres de Restauración y en el centro Santa María Novella los de peluquería. “Una de las novedades de este año ha sido el agrupar la formación en un mes, haciendo la formación más intensiva”, ha explicado la directora de Servicios Sociales.

Esta actividad pretende ir más allá de cubrir sólo el tiempo de ocio y tiempo libre de los alumnos participantes.

La otra actividad será el curso de Medidador Social para la prevención de drogodependencia y adicciones, que pretende ofrecer formación adecuada a los agentes sociales, favorecer la capacidad para detectar situaciones de riesgo y favorecer procedimientos efectivos para abordar estas situaciones, potenciar y extender los factores de protección, disminuir los factores de riesgo de esta problemática y promover la información y sensibilización comunitaria contra el uso y abuso de estas sustancias.

Para este curso, abierto a cualquier persona, también se van a celebrar dos sesiones, una por mes, siendo un curso que permite trabajar “de manera certera en la prevención del consumo de drogas, ya que forma bien a jóvenes que tienen pensado trabajar en este campo o bien aquellos que les interesa”, ha explicado Mari Carmen Galisteo, quien ha añadido que de esta forma son los mismos jóvenes “los que actúan de cuña para trabajar en la mediación contra el consumo de drogas”.

Para este curso se abrirá en breve el plazo de inscripción para las personas interesadas, que se deberán dirigir al Centro de Servicios Sociales Lola López en la calle Altillos.

Menú