Susana Díaz preside la firma del convenio entre Junta y diputaciones para financiar con 59 millones el programa de empleo agrario

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha presidido la firma de los convenios de colaboración entre la Administración andaluza y las ocho diputaciones provinciales para financiar con 59 millones de euros el Programa de Fomento del Empleo Agrario (PFEA), una iniciativa que generará casi dos millones de jornales y alrededor de 112.000 contratos para más de 2.000 proyectos en los 776 municipios andaluces.

Tras la firma, Susana Díaz ha subrayado la «apuesta por lo local» del Gobierno andaluz, al situar las competencias en Administración local en el «corazón» del Ejecutivo autonómico, para «acercar a los ciudadanos a sus instituciones».

La presidenta ha reafirmado la necesidad de defender la «igualdad de oportunidades» en los servicios públicos y en el acceso al empleo en todo el territorio, un objetivo al que ha contribuido de forma decisiva el PFEA.

Susana Díaz ha mostrado su «respaldo, colaboración y cooperación» con las diputaciones provinciales, desde el convencimiento de que son «útiles para que los servicios públicos de calidad» y con el reconocimiento de la «situación solvente» de la que gozan en lo financiero, a pesar de ser un «momento difícil y complicado».

En su intervención, Díaz ha ofrecido a los ayuntamientos colaborar también en otros programas, como los de apoyo a los colectivos de jóvenes o de mayores, para «multiplicar sus resultados y evitar solapamientos». Además, la presidenta de la Junta ha demandado al Gobierno central que «no se pierdan fondos Feder en zonas rurales».

En virtud de estos acuerdos, la Junta aportará 44,31 millones de euros y las diputaciones 14,77 millones, destinados a abonar el coste de materiales, proyectos de obras y servicios que realizarán las entidades locales andaluzas en 2015 con cargo a este programa.

En los proyectos, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) paga el coste total de la mano de obra, mientras que la Junta y las diputaciones financian los gastos de materiales, maquinaria y utensilios. Para percibir la totalidad de los fondos, las instituciones provinciales tienen que acreditar, entre otros requisitos, la aprobación de los proyectos municipales por parte del SEPE y la cuantía que aporta este organismo a cada entidad local.

La dotación total del PFEA para 2015 asciende a 206,79 millones de euros, la misma que el año anterior. Esta cantidad procede tanto de la Administración central (147,71 millones) como de la Junta y las diputaciones provinciales, que aportan 44,31 millones (75%) y 14,77 (25%), respectivamente.

En esta edición la Junta incrementa notablemente la cantidad que abona durante la primera anualidad de ejecución de las obras, de modo que un 36% de los fondos se entregará en el presente ejercicio, frente al 18% y el 21% de los dos últimos años. El resto se abonará en tres pagos durante el primer semestre de 2016.

A través del PFEA se financian obras de interés general, social y de infraestructuras en sectores como el agrícola, ganadero, industrial y de servicios. Igualmente, se realizan iniciativas como la construcción de centros sociales, parques o jardines, la urbanización de polígonos industriales, la mejora del alumbrado público o la conservación y arreglo de calles y caminos, entre otras. El plan actúa como un elemento de cohesión social y territorial, facilita la permanencia de la población rural en sus territorios y permite a los municipios mejorar sus infraestructuras, estimular las economías locales y facilitar a los jornaleros la protección por desempleo del sistema agrario de la Seguridad Social.

Desde que la Junta comenzó a financiarlo en 1986, este programa conocido inicialmente como Plan de Empleo Rural ha sumado unas inversiones hasta el año 2014 de 4.424 millones de euros (1.288 en concepto de materiales, 973 aportados por la Administración autonómica y 315 por las diputaciones).

Menú