Tráfico realizará una campaña en las carreteras secundarias

Uno de los objetivos prioritarios en la nueva Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 es mejorar la seguridad vial en las carreteras convencionales a través de una mejora del diseño de las mismas y con la obtención de comportamientos más seguros por parte de los conductores. Para alcanzar éste último objetivo, y como se ha demostrado a lo largo de muchos años, las Campañas de Vigilancia resultan un excelente instrumento que ayudan a conseguir ese cambio de comportamiento que está en la base de la reducción de los accidentes.

Por ello, la Dirección General de Tráfico dentro de su programación anual, pone en marcha una nueva Campaña de Vigilancia y Control de las Carreteras Secundarias que se desarrollará entre el 19 y el 25 de octubre. En la campaña anterior llevada a cabo entre los días 20 al 26 de octubre de 2014, se controlaron en la provincia de Córdoba a 14.743 vehículos de los que 764 se vieron implicados en 819 denuncias, siendo el exceso de velocidad la más frecuente con 427 (52%).

En la Campaña de este año, al margen de la velocidad, que es considerada como una de las causas más importantes en la producción de accidentes, se controlará, los adelantamientos indebidos; la ingesta de alcohol o drogas; uso del casco y sistemas de retención; utilización del teléfono móvil durante la conducción, así como de auriculares, manipulación de navegadores o de cualquier otro elemento que pueda producir distracción; documentación del vehículo y del conductor y, en general, cualquier infracción de la normativa vigente en materia de circulación y seguridad vial. En esta ocasión se espera controlar a unos 15.000 vehículos aproximadamente.

Las carreteras convencionales en la provincia de Córdoba suponen más del 95% del total de las vías interurbanas, si bien, soportan un menor tráfico que las autopistas y autovías. Durante el año 2014 el 85% del total de fallecidos en vía interurbana murió en carretera convencional como consecuencia del 90% de los accidentes mortales que se produjeron en el mismo entrono. Si consideramos los datos correspondientes a las víctimas de cualquier consideración, el porcentaje es del 85.5% en carretera convencional como consecuencia del 91.5% del total de accidentes con víctimas que se produjeron en vía interurbana. La salida de la vía, la colisión frontal y la fronto-lateral constituyen la forma más habitual de producirse el accidente en este tipo de vía. Entre los factores concurrentes amén del exceso de velocidad y los adelantamientos están presente también la distracción. 

Menú