Un centenar de alergólogos españoles analizan en el Hospital Reina Sofía las principales ventajas del diagnóstico molecular

20140425REUNIONERGOSURMORENOMARINAALVAREZ_JNL_07_resize
Foto: cedida.

Alrededor de un centenar de
alergólogos de todo el país asisten hoy y mañana en Córdoba a la XLIII Reunión
de Alergosur que este año se dedica al análisis pormenorizado de las
aportaciones que permiten las nuevas técnicas de biología molecular aplicadas
al campo de la alergología. Las tradicionales pruebas de alergia no siempre
permiten averiguar el origen de la sensibilización de un paciente, de ahí la
importancia de los nuevos procedimientos.

 

Esta tecnología se basa en el
análisis de biochips de proteínas alergénicas individualizadas y la medición de
anticuerpos IgE específicos frente a cada una de ellas, mientras que con los
procedimientos habituales no podía diferenciar cuáles eran las proteínas
específicas ante las que una persona podía ser alérgica.

 

La organizadora del encuentro y
responsable de la Unidad de Gestión Clínica de Alergia del Hospital
Universitario Reina Sofía, Carmen Moreno, señala que el potencial del
diagnóstico molecular en la identificación de alergias radica en las
posibilidades que brinda “la detección de las proteínas y componentes exactos
de un compuesto biológico que desencadenan la reacción alérgica”.

 

La principal ventaja radica, en
primer lugar, en el amplio abanico de agentes alergénicos (que están fijados en
el microchip utilizado como soporte) que se puede analizar en tan sólo unas
horas, y, en segundo lugar, en la mayor precisión que permite el análisis
molecular frente a los convencionales. Por otra parte, también se pueden evitar
intervenciones diagnósticas o terapéuticas de riesgo para el paciente.

 

Además, la especialista apunta
que “el hecho de utilizar las proteínas alergénicas aisladas –en lugar de
emplear los materiales biológicos de origen natural que se usaban hasta hace
unos años- posibilita determinar el perfil alergénico de cada paciente concreto
–y no de un grupo determinado- y eso es muy importante a la hora de diseñar las
vacunas”. En este sentido, los nuevos equipos ofrecen un futuro prometedor en
la confección de tratamientos más precisos que puedan inmunizar al paciente
frente a componentes moleculares específicos.

 

Talleres

 

En esta reunión de Alergosur,
además de discutir sobre los avances en este campo, se organizan talleres
prácticos en los que plantean soluciones a síndromes específicos y problemas
clínicos puntuales. Por tanto, el encuentro también destaca por su “gran
utilidad clínica y asistencial”, explica la alergóloga.

 

Uno de estos talleres se centra
en el manejo de bases de datos de moléculas y productos de inmunoterapia, cuyo
manejo puede resultar complejo en principio hasta que los especialistas se
familiarizan con ellos.

 

Por otra parte, entre los
ponentes que participan en esta edición de Alergosur se incluyen expertos a
nivel nacional en la atención de determinados tipos de alergias y en el uso de
las técnicas de biología molecular. Es el caso del alergólogo e inmunólogo
gaditano Francisco Moreno, con amplia experiencia en alergia a marisco. Entre
otros nombres propios destacan Mayte Villalba, de la Universidad Complutense
(descripción de proteínas del olivo), Mª Dolores Ibáñez, del Hospital del Niño
Jesús de Madrid (una autoridad internacional en alergias infantiles) y
Montserrat Fernández, del Hospital Clínico de Madrid, actual coordinadora del
grupo europeo de expertos en alergia a alimentos. 

 

Hospital Reina Sofía

 

La doctora Moreno apunta que, en
estos momentos, cada técnica tiene sus usos, de modo que, en el Hospital Reina
Sofía, se emplean las técnicas tradicionales como herramienta de cribado para
una aproximación al diagnóstico y luego se puede profundizar y afinar en el
diagnóstico con los nuevos procedimientos. La mayoría de los alergólogos del complejo
sanitario cordobés manejan con soltura estas técnicas novedosas.

 

El Hospital Reina Sofía cuenta desde hace ya más de 5 años
con un equipo que permite detectar de forma simultánea y en unas cuantas horas
hasta 113 proteínas alergénicas a las que pueden ser sensibles los pacientes en
base al diagnóstico molecular. El hospital cordobés fue el primero de Andalucía
y el segundo de España en incorporar este tipo de equipamiento.

 

Alrededor de un millar de pacientes se han beneficiado hasta
el momento de esta tecnología, que permite que con una sola gota de sangre del
paciente se pueda saber si éste es alérgico a alguna de estas proteínas.

 

Revolución diagnóstica

 

Los expertos aseguran que la
identificación de elementos alergénicos específicos marca una revolución en el
diagnóstico y tratamiento de la alergia. La doctora Moreno comenta que “a
través de un sencillo análisis de sangre del paciente se cruzan los componentes
alergénicos con anticuerpos IgE procedentes del suero del paciente. Los
alérgenos que reaccionan quedan marcados y medidos y permiten identificar la
sensibilización a alérgenos de alimentos, pólenes, hongos, ácaros e incluso
parásitos como el anisakis.

 

El diagnóstico molecular es el
resultado del desarrollo de agentes moleculares (genes, proteínas o péptidos)
obtenidos de la aplicación de nuevas técnicas como la genómica o la proteómica.
El estudio detallado de las moléculas que desencadenan una reacción alérgica
permite conocer el origen de la patología y esto “ayuda a tomar decisiones diagnósticas
y terapéuticas más precisas”, explica Carmen Moreno.

 

Hasta el momento, el diagnóstico
molecular ha demostrado su eficacia, fundamentalmente en asma y rinitis
alérgica, dermatitis atópica, alergia a alimentos y al veneno de insectos
himenópteros. Además, entre los pacientes que más se pueden beneficiar de esta
novedosa tecnología figuran aquellos polisensibilizados a varios tipos de
sustancias, una enfermedad de alta complejidad.

 

En esta línea, permite explicar
los fenómenos de reactividad cruzada, es decir, la sensibilización a un
compuesto presente en diferentes sustancias, que provocan reacciones a
múltiples fuentes naturales que los contienen.

 

 

 

 

Menú