Un total de 580 personas disfrutaron de las visitas teatralizadas a la Parroquia de Santiago

repor2_1

El pasado fin de semana, coincidiendo con el Triduo a Santiago Apóstol, se celebraron en la Parroquia unas jornadas de puertas abiertas con una rut turística de la mano de los personajes históricos más relevantes de Montilla. D. Rafael Salido, coordinador de las visitas, y el rector de la Basílica San Juan de Ávila, D. José Almedina nos cuentan su balance de esta actividad.

En esta ocasión, y por segundo año consecutivo, se ha decidido repetir esta exitosa actividad que congregó el año pasado a un centenar de montillanos. El párroco, D. José Almedina solo tiene palabras de agradecimiento para todos los que han hecho posible que se lleve a cabo esta iniciativa, desde los propios protagonistas que, ambientados en la época histórica han llevado a los visitantes a conocer un poco mejor la Parroquia de Santiago y también, la historia que entrañaban personajes como las Tres Camachas. “Una iniciativa que ha partido desde los jóvenes por segundo año y solo me queda agradecerles a todos sus esfuerzos y ganas. También a todos los montillanos que han decidido colaborar con nosotros y, cómo no, a la Hermandad de la VeraCruz”, valoraba José Almedina.

Ante las inminentes y urgentes obras de la Parroquia de Santiago y la necesidad de recaudar fondos para las mismas, se puso en marcha este proyecto con la colaboración de los jóvenes de la Parroquia, las Hermandades, Grupos Parroquiales y Asociaciones. La restauración integral de la Parroquia llevó a la solicitud de un préstamo, ya que se superó con creces el importe facilitado por parte del Obispado.

Según informaba a Montilla Noticias Rafael Salido, un grupo de chicos y chicas decidieron hacer visitas guiadas por la Parroquia, lo que llevó después a la propuesta de hacerlas con un matiz diferente, “teatralizadas con los personajes de la Parroquia”.

Casi una treintena de personas han participado en la puesta en escena entre actores, figurantes, maquilladores y venta de entradas. Personajes como Ana Jiménez, Petronila la Duquesa de Medinaceli, los hermanos Garnelo, el conde de la Cortina junto a su hija, Arcipreste, además de personajes muy vinculados al Trienio Jubilar como San Francisco Solano y San Juan de Ávila. “La verdad que ha sido una experiencia muy bonita. El año pasado sin apenas ensayos salió bien, y este año ha salido muchísimo mejor”, apuntaba Salido. La nota singular estaba de mano de las Tres Camachas con la representación de una de las mil misas que dejaron pagadas en la Capilla de Ánimas. Un sacristán guiaba la ruta por cada una de las capillas de la parroquia. Por ejemplo, en el sagrario se podía ver a la hija del Conde de la Cortina, que había muerto a los 20 años de edad y su padre había corrido con los gastos del mismo. O la anécdota del entierro del Señor Vicario en la Sacristía “uno de los chicos se animó cantar las Letanías, otro cura se animó y todos los que iban acabando su escena se incluyeron en el entierro, que acabó siendo de 60 personas sin prepararlo”, expresaba Salido.

repor1

Tres intensas semanas de ensayos, preparativos y ambientación de la Parroquia con puntos de luz situados de forma estratégica para el visitante. Búsqueda de los trajes en el propio patrimonio de la Parroquia, otros sacados de los baúles de anteriores obras de teatro y ropa negra que simulara el luto de las Tres Camachas. “Cada uno se preparaba su atrezzo, yo iba del arquitecto de la torre y llevaba un traje de época”, informaba Salido.

El balance es “muy positivo”, el año pasado eran grupos pequeños de 15 personas. Este año estaba previsto que un máximo de 360 personas recorrieran esta ruta. Sin embargo, las previsiones se han visto superadas con la visita de 580 personas. “La taquilla se animó y los grupos eran desde las 35 hasta las 55 personas, nadie quería quedarse sin entrar”. Con esto, la recaudación se ha visto incrementada con creces, “sobre 1800 euros entre la taquilla y la barra instalada”, que doblan los 520 euros recaudados en la pasada edición. “Da justo para compensar los gastos y para efectuar el pago de una mensualidad del préstamo”, aclaraba Rafael Salido.

Aunque el público montillano ha animado a realizar estas visitas de forma periódica, la logística manda y es complicado según indicaba Rafael Salido, “muchos son estudiantes que están fuera, o son personas que trabajan y no cuentan con mucho tiempo libre”. Sin embargo, no descarta que en un futuro pueda repetirse alguna actividad que desahogue alguna mensualidad del préstamo. “La parroquia sigue con su funcionamiento y no se puede comprometer”.

Sin embargo, es el apoyo de los montillanos la mejor recompensa a este trabajo, “las únicas quejas que hemos tenido han sido por gente que no ha podido verlo”.

ANAXIMENEZ2.jpg

Menú