Una nueva edición de ‘Ponte en mi lugar’ trata de concienciar a cerca de 300 alumnos sobre la diversidad funcional a través del juego

La delegada de Bienestar Social, Lola Casado, ha presentado una nueva edición de la iniciativa “Ponte en mi lugar” centrada en la sensibilización ante la discapacidad física, sensorial o intelectual. Los Servicios Sociales Municipales, en colaboración con entidades sociales del municipio como AMFIMO y la Fundación Futuro Singular Córdoba, desarrollan este proyecto a través del cual se trata de acercar a los menores al mundo de las personas con discapacidad.

“El objetivo de esta actividad es concienciar a los más pequeños de las dificultades física, sensoriales o de psicomotricidad que tienen algunas personas y algunos niños”.

En esta ocasión se han organizado una serie de juegos y yincanas en el Pabellón Municipal de Deportes, llevadas a cabo por los alumnos del Ciclo Superior de Animación de Actividades Físicas y del Deporte del IES Emilio Canalejo Olmeda, en las que están participando 291 alumnos de 4o curso de primaria de todos los centros educativos de Montilla y también de dos centros escolares de Aguilar de la Frontera.

“Desde el Ayuntamiento agradecemos la implicación de los centros educativos y de la presidenta de AMFIMO y la psicóloga de Futuro Singular que hoy nos acompañan. Hay que poner en valor el trabajo de estos profesionales que anualmente realizan para mejorar y facilitar la vida de muchas personas con dificultades”.

Pepi Hidalgo, presidenta de AMFIMO, ha afirmado que nuestra sociedad ha mejorado en empatía, integración e inclusión con las personas que padecen alguna diversidad funcional, pero reconoce que queda aún mucho camino en este aspecto.

“La base es la educación dentro de casa. A partir de ahí en los centros educativos también hacen una labor maravillosa y ahí es donde intentamos seguir trabajando para que los niños tengan empatía e integración con las personas con discapacidad”.

Desde la Fundación Futuro Singular Córdoba, Carmen Lara ha resaltado la importancia de experimentar en uno mismo las dificultades que cualquier persona con algún tipo de necesidad especial vive día a día.

“La experiencia es fundamental para hacer cambiar nuestras actitudes y conocimientos poco a poco”.

Por parte del alumnado el IES Emilio Canalejo, quien está realizando las distintas actividades, Nerea Jiménez ha destacado que “esta jornada tiene como objetivo concienciar a los alumnos de los colegios de las dificultades que tienen las personas y niños con algún tipo de diversidad funcional y que echen una mano siempre que puedan para ayudarlos. Trabajamos a través del juego para que se diviertan y aprendan”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú