Unas 2.300 víctimas de violencia de género han disfrutado de vacaciones normalizadas en Córdoba gracias al programa ‘Vacacionantes’

Un total de 2.325 víctimas de violencia de género, 958 de ellas mujeres y 1.377 menores a su cargo, han podido disfrutar de unas vacaciones divertidas y libres de violencia en Córdoba desde que se puso en marcha en 1999 el programa Vacacionantes, una iniciativa de los centros de atención integral y acogida a víctimas del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM). La delegada territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María Isabel Baena, y la coordinadora provincial del IAM, Mercedes Bermúdez, han presentado esta mañana las actividades previstas para esta edición.

La iniciativa pretende cada año ofrecer unas vacaciones divertidas y normalizadas a unas personas en situación de especial vulnerabilidad, al haber sido acogidas por el elevado riesgo de muerte por violencia de género. Para ello, el programa ofrece durante los períodos vacacionales (navidades y verano) un conjunto de actividades lúdicas para las personas acogidas en los centros, y especialmente para los niños y niñas, con el fin de favorecer su integración en el ámbito afectivo y social de la ciudad donde residen (al encontrarse fuera de su entorno familiar), aumentar su autoestima, fortalecer el vínculo materno-filial y, sobre todo, crear un ambiente normalizado de seguridad, respeto y buen trato como modelo de convivencia.

El programa, que cuenta con la participación de todo el personal de acogida (auxiliares sociales, psicólogas, etc), abarca actividades tan variadas como fiestas del agua, talleres de cocina infantil y hábitos saludables, lecturas de verano, manualidades con elementos reciclados, cine de verano, cenas y tertulias de verano, juegos cooperativos o diferentes excursiones a piscinas o lugares de interés turístico y cultural, entre otras. Junto a ello, se programan talleres específicos para apoyar a las mujeres en la búsqueda de empleo y en el desarrollo de su autoestima.

La conmemoración del XV aniversario del programa contará con acciones de difusión en redes sociales, así como la serigrafía de camisetas infantiles para los menores, que también han participado en la celebración con la elaboración de dibujos sobre sus vacaciones. La iniciativa pasa este año por su XV edición, en la que en Córdoba participarán 76 personas, 35 de ellas mujeres y 41 menores de edad.

El IAM cuenta en la provincia de Córdoba con una red de 9 centros de atención y acogida a víctimas de violencia de género de Andalucía, con un total de 58 plazas para personas que dejan sus hogares a causa de las agresiones y amenazas sufridas. Los centros, que prestan servicio las 24 horas durante 365 días al año se dividen en tres tipos: centros de emergencia – que garantizan a las víctimas una acogida inmediata y una atención de emergencia-, las casas de acogida -centros residenciales que trabajan en la atención integral para salir de la violencia- y los pisos tutelados – que favorecen la autonomía de las mujeres, una vez que han pasado por los otros dos recursos-.

Durante los seis primeros meses del año, esta red ha atendido en la provincia de Córdoba a 137 personas, 61 mujeres y 76 menores a su cargo. De estas 61 mujeres, la mayoría han sido atendidas en el centro de emergencia (65,5%) y en la casa de acogida (27,8%). En cuanto a la procedencia, el 37,7% de las mujeres eran extranjeras (23 mujeres). Por otro lado, en este mismo periodo, 49 mujeres procedentes de Córdoba han sido atendidas en los diferentes centros con los que cuenta Andalucía.

En 2013 en Andalucía, la red ha atendido a 2.101 personas. 249 en Córdoba (112 mujeres y 137 menores)

Atención a menores, prioritaria

Según ha explicado la delegada territorial, para la Junta de Andalucía es una prioridad la atención integral y temprana a menores expuestos a la violencia de género. En este sentido, Baena ha apuntado la importancia de trabajar en la prevención con estos niños y niñas para evitar que perpetúen la violencia de género que han sufrido en sus casas.

Los niños y niñas que, desde edades muy tempranas, están expuestos a la violencia de género en sus hogares corren el riesgo de reproducir esos patrones o sufrir secuelas que lastren el resto de su vida. Se trata de menores que cargan diversas consecuencias psicológicas, emocionales, sociales, cognitivas y físicas, en función del tipo de exposición a dicha violencia. A ello se añaden los problemas derivados del derecho del maltratador a los regímenes de visita, que puede dar lugar a que el menor se convierta en víctima directa como instrumento de daño del agresor hacia la madre.

En este sentido, la Junta de Andalucía ha realizado una importante intervención para que las estadísticas estatales sobre violencia de género contabilizasen como víctimas a los menores expuestos, tal y como recoge entre sus objetivos prioritarios la hoja de ruta del Gobierno andaluz que es el Pacto Andaluz por la Igualdad de Género.

Además, la Junta de Andalucía puso en marcha de manera pionera en España en 2010 el Servicio de Atención Psicológica para Hijas e Hijos de Mujeres Víctimas de Violencia de Género, una iniciativa que tiene como objetivo ofrecer apoyo y orientación psicosocial y educativa a los hijos y las hijas, de edades comprendidas entre los 6 y 17 años, de mujeres que sufren o han sufrido violencia por parte de sus parejas o ex parejas.

El programa, desarrollado hasta ahora en los centros provinciales del IAM, ha sido ampliado este año al ámbito rural, con el fin de acercarlo a las zonas más alejadas y con mayor demanda de atención, ahorrando tiempo y costes de desplazamiento a las personas usuarias.

Menú