Víboras volverá a pedir al Ministerio una ayuda asociada para garantizar la viabilidad del olivar tradicional en pendiente

 

La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo
Rural, Elena Víboras, ha anunciado que “volverá a solicitar al Ministerio que
aplique una ayuda asociada especialmente diseñada para el olivar tradicional en
pendiente”, ya que pese a la negativa inicial del Gobierno central, este
incentivo es “necesario para garantizar la viabilidad de miles de explotaciones
familiares” que viven de este tipo de olivar, “que produce aceites de gran
calidad pero tiene unos costes de recolección muy elevados”.

 

Durante la inauguración de la XVII Feria del Olivo
de Montoro (Córdoba), la consejera ha reiterado la importancia que tienen estas
ayudas en sectores tan específicos de Andalucía como es el del olivar en
pendiente, “típico en esta zona cordobesa”. Elena Víboras ha recordado que “en
la nueva Política Agrícola Común, el sector del olivar no es precisamente el
más beneficiado. Según los informes de los técnicos de la Consejería, va a
perder en el próximo marco un 10%, por lo que desde la Consejería siempre hemos
defendido y así lo seguiremos haciendo que este olivar en pendiente tenga una
discriminación positiva, por los altos costes que conllevan su recolección y
labores de manejo”.

 

La titular de la agricultura andaluza se ha referido
al potencial oleícola de la provincia cordobesa, que cuenta con el mayor número
de Denominaciones de Origen de aceite de oliva de Andalucía (Baena, Lucena,
Montoro–Adamuz y Priego de Córdoba), “clara muestra de la diversidad de sus
olivares”. Con más de 345.000 hectáreas de olivar y unas 354.000 toneladas en
esta campaña, Córdoba es la segunda productora de aceite de oliva de Andalucía
y España. Concretamente, la provincia produce el 23% de todo el aceite andaluz
y el 20% del nacional. “Estamos hablando de empleo y riqueza, por lo que se
trata de un sector que hay que seguir mimando y cuidando”.

 

Para la consejera, esta zona cordobesa posee un
“paisaje de gran belleza natural, que unido a la calidad de los alimentos y el
importante patrimonio histórico y cultural, lo convierten en un atractivo
turístico de primer orden. Algo que debemos aprovechar y poner en valor, no
sólo para crear actividad económica en nuestros pueblos, sino también para
acercar mejor al consumidor a la cultura del aceite y todo lo que conlleva”, ha
añadido.

 

La feria, referente nacional e
internacional

 

Elena Víboras ha destacado la importancia de este
certamen, que se celebra cada dos años, y constituye “un referente para el
sector oleícola nacional e internacional”. En esta ocasión, en la que se han
dado cita más de 140 empresas inscritas en 132 expositores, la Junta de
Andalucía participa con un stand institucional de 40 metros cuadrados donde se
muestran productos de calidad, aportados por los seis consejos reguladores de
la provincia de los sectores del aceite de oliva, el vino y el jamón y paletas
ibéricas.

 

Durante la feria, que se celebra hasta el 17 de
mayo, se desarrollan diversas jornadas técnicas en las que se abordan temas
como la calidad de los aceites, la gestión sostenible del olivar o el apoyo de
la Política Agrícola Común al olivar de sierra.

 

Entrega de premios

 

Por último, la consejera ha participado en la
entrega de los premios que concede el Diario Córdoba en el marco de este evento
para reconocer a empresas y personas relacionadas con el aceite y el olivar. En
concreto, Elena Víboras ha sido la encargada de hacer entrega del galardón a la
empresa Pieralisi en reconocimiento a su trabajo por la innovación y
desarrollo. “Esta empresa, que cuenta con raíces en nuestra tierra desde hace
más de 30 años, es sin duda un ejemplo para muchas industrias y un referente
para los productores de aceite de oliva de todo el mundo”, ha manifestado la
consejera. 

Menú