Ya está ejecutado el 50% de la obra en la glorieta de la calle Santa Brígida

El alcalde de Montilla, Rafael Llamas, junto con la teniente de alcalde de Urbanismo, María Luisa Rodas, y el arquitecto responsable del proyecto, Francisco Palma, han visitado hoy las obras que se están realizando para la construcción de una rotonda en la calle Santa Brígida y comprobar in situ el desarrollo de los trabajos.

Según explicaba la responsable de Urbanismo los trabajos marchan a buen ritmo y se van cumpliendo los plazos inicialmente previstos, por lo que si no surgen imprevistos en las próximas semanas, la obra podría concluirse a finales del mes de noviembre. “Como ya dijimos al inicio de los trabajos, es una obra muy necesaria y largamente demandada por los vecinos de este barrio, ya que es un punto en el que confluyen 5 vías con mucha carga de tráfico”. La inversión rondará los 340.000 euros.

Una vez que se ha constatado que se van cumpliendo los plazos, la atención se centra en conocer cuándo se podrá comenzar a utilizar esta vía y evitar las complicaciones en el tráfico que ha supuesto el desvío necesario para ejecutar las obras. En este sentido los responsables de la obra han informado que se espera que en pocos días, una vez que concluyan los trabajos de hormigonado en la calle Julio César, se pueda abrir a los vehículos y mejorar la circulación.

Por su parte, el Alcalde ha señalado que esta actuación viene a cumplir tres objetivos. El primero mejorar la movilidad en un barrio “en el que al realizar las obras nos damos cuenta de las dificultades de acceso y salida que tiene”. En segundo lugar, el máximo edil montillano ha hecho referencia al incremento en la seguridad para peatones y vehículos que va a permitir el funcionamiento de esta rotonda y por último “va a ganar la imagen que se proyectó a quienes acceden a nuestra ciudad por carretera, favoreciendo que sea una imagen moderna, cuidada y acorde a lo que Montilla ofrece al visitante”.

Rafael Llamas ha continuado afirmando que esta es una obra con un presupuesto ajustado “en el que hemos intentando sacar el máximo rendimiento a cada euro que invertimos en nuestras vías públicas”. Además ha pedido disculpas a los vecinos por las molestias que las obras están provocando y comprensión “ya que son unas obras muy necesarias y van a dotar a la zona de una infraestructura que va a dinamizar el barrio”.

En cuanto a la ejecución del proyecto, el técnico municipal ha señalado que la única novedad con respecto al proyecto inicial ha sido la necesidad de dotar de una loza de hormigón a toda la zona “ya que el terreno era poco estable, lo que nos ha obligado a mejorar el firme, algo que no estaba previsto inicialmente, y así nos evitamos problemas futuros con el pavimento”, indicaba Francisco Palma, quien añadía que otra pequeña novedad es que finalmente no se va a derruir el muro del acerado en avenida Pío XII, “sino que se va a construir uno nuevo debido a que las viviendas de esa zona tienen poca cimentación”.

Francisco Palma ha señalado que se espera que en los próximos días se puedan concluir los trabajos de hormigonado en la calle Julio César y entonces se podrá habilitar de forma provisional el paso de vehículos por la zona y evitar los problemas de tráfico que están surgiendo debido al corte de calles.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú