Cristina Urbano: “Si tienes sensibilidad para el arte, tienes sensibilidad para todo en la vida”

La cultura y el arte está por todas las esquinas de nuestro día a día, hecho que incluso nos puede influenciar en nuestra manera de ver la vida. De hecho, hay veces que el arte puede llegar a ser una terapia para el que lo pinta o para el que lo disfruta observándolo. Es por ello que entrevistamos a Cristina Urbano, una artista montillana con un arte muy peculiar.

30224098_878932502286710_1506039437_o (1)

1. ¿Cómo empezaste a pintar? ¿Se puede decir que es vocación?

Recuerdo tener unos cuadernitos de mi padre, sobre las enfermedades que puede tener la vid, y éstos eran mis primeros lienzos. Los tengo todavía y están llenos de garabatos. Podría tener 4 o 5 años, entonces me viene de muy pequeña. También es verdad que mi tita ha sido una gran influencia para mí, porque es pintora y desde pequeña nos ponía a pintar o hacer manualidades de todo tipo a mis hermanas y a mí. Además, mi tita ha sido la que me ha introducido en la historia del arte, con todos sus libros que devoro desde pequeña.


2. ¿Por qué pintura y no otra expresión artística?

En realidad, me gusta más el dibujo, me siento más cómoda. Lo que también me gusta mucho es el muralismo, pintar a lo grande. Es distinto pintar sobre una pared que sobre un lienzo, por la textura y se tiene más libertad a la hora de crear

3. ¿Cómo te ves de aquí en unos años?

A decir verdad, no me veo en el ‘mundillo’ del arte, es muy elitista desde mi punto de vista. Lo que yo hago no tiene una base conceptual, no tiene desarrollo teórico que es lo que se lleva ahora en el ‘mundillo’ y parece que, si no lo tiene, no es arte. Sí es verdad que yo tengo mi grado en bellas artes, en la Universidad de Granada, pero la estoy haciendo para conocer más técnicas y aprender, no para exponer en museos. Hacer este grado me ha llevado a conocer profesores increíbles, que me han abierto muchísimo la mente, y tener una visión más amplia de artistas y filósofos.

30176694_878932155620078_1750995734_o


4. ¿Qué artistas son los que más te han influenciado?

Casi todo el arte que se hizo en las vanguardias, sobre todo los surrealistas, dadaístas y cubistas: Dalí, Kandinski, Picasso… y bueno, los clásicos como Leonardo DaVinci, Miguel Ángel y un largo etc. En realidad, cuanto más hacia atrás en el arte, mejor; porque creo que el arte contemporáneo está muy viciado por el dinero. Y me da mucha pena como está todo: si quieres ser famoso vas a tener que pasar por el aro, hacer cosas que realmente no piensas… a eso es lo que me refiero con ‘el mundillo’. Y yo no quiero eso; he venido a este mundo para hacer lo que realmente me hace feliz, que es pintar con mi propio estilo y mis propias creencias. Es por eso que me encantaría ir a lugares como Asia y a Latinoamérica para empaparme de su arte: ahí está el verdadero arte para mí, porque es suyo, es propio, es original, es único.

30121934_874980092681951_531955903_o

5. ¿Cómo definirías tu estilo de dibujo?

Es una pregunta bastante complicada. Porque, por un lado, es surrealista, tengo mucha influencia del surrealismo y futurismo. En realidad, tengo influencias de casi todas las vanguardias. También es un poco cubista, tiene también un poco de abstracción, pero sobre todo, intento que sea lo más inconsciente posible: yo empiezo a dibujar una línea y lo demás va saliendo solo. Mis motivos más recurrentes son cuerpos desnudos, escaleras… o una mano con una esfera, que he deducido que simboliza la verdad.

6. Ah, pero tú dibujas sin saber exactamente lo que quieres expresar, ¿no?

Claro, ésa es la cuestión. Cuando termino el dibujo y pasa un tiempo es cuando puedo ver mis emociones reflejadas ahí, pero mientras estoy pintando, simplemente fluye, por eso lo de inconsciente; porque saca la parte inconsciente de mi cerebro, que también es importante conocer para conocerse mejor a una misma.

30176344_878932735620020_220380968_o

7. Entonces, ¿no podrías decir lo que quieres transmitir con tus obras?

Quiero que la gente las vea y se cree su mundo como me lo creo yo. Porque, por mi estructura mental, mis experiencias y mi forma de ser, voy a ver una cosa diferente a lo que puedes ver tu, ya que tú tienes tus propias vivencias. Es más, me gusta que la gente vea mis obras y me diga: esto puede significar tal o cual. Porque una sola pintura, puede ser tantos mundos diferentes como personas la vean.

8. Dicen que las obras reflejan al artista… ¿Qué dicen tus obras sobre ti?

Bueno, hay mucha gente que me dice que tengo la mente oscura o que estoy loca por lo que pinto… También recuerdo en una clase de escultura, tuvimos que hacer una con diferentes elementos recogidos de la basura. Luego, cada uno de la clase tenía que presentar su obra, pero sin decir nada: los demás alumnos eran los que tenían que decir qué le transmitía esa escultura. Y la verdad es que mis compañeros empezaron a decir cosas de mí muy ciertas. Lo curioso es que no era mi clase habitual, por lo que no me conocían a penas y a través de mi obra pudieron saber muchas cosas de mí.

9. Pero, para percibir estas cosas, tienes que ser una persona sensible, ¿no?

Si tienes sensibilidad para el arte, tienes sensibilidad para todo en la vida. Vas a saber a apreciar las cosas, tanto las del arte, como de la vida. A veces, lo malo es que la sensibilidad es muy fuerte y te juega malas pasadas.

30176567_879111198935507_1619633271_o

10. Y ¿cuánto ha sido el tiempo máximo que has pasado trabajando en una obra?

Bueno, ahora, estoy haciendo un proyecto que empecé hace tres años, que es mi trabajo final de grado. Es una habitación completamente en blanco, tanto las paredes, como la cama, los muebles y la decoración. Es un lienzo en blanco en el que voy pintando. El proyecto se llama ‘Descanso de la mente’, porque el pintar es una manera de vaciar la mente; de calmar las ansiedades y preocupaciones. Se podría decir que es una autoterapia. Además, es una manera de abrir mi ser y quién sabe, a lo mejor alguien conecta con mi mente al ver la obra.

11. Además de este proyecto ¿tienes otros en mente o en los que estés trabajando a la par?

Sí, claro. Quiero empezar a hacer cosas con pirógrafo, que es una especie de bolígrafo con el que vas quemando a la vez que dibujas, normalmente sobre madera o corcho. También, quiero empezar a tallar; aprendí en la carrera y me encantó. Además, no quiero dejar de formarme y aprender, por eso me gustaría hacer el Master de dibujo. Eso sí, no tengo intención de abandonar mi dibujo libre o inconsciente, es algo que me caracteriza.

Hay una corriente de arte, llamada outsider, arte marginal o Art Brut, que es el arte de los enfermos mentales, de los autodidactas; en resumen, de personas que crean por impulso que nace de dentro, pintan por necesidad. Hombre, yo no soy una enferma mental ni autodidacta, pero sí que pinto como terapia, por lo que me podría englobar en esta corriente.

30069815_874980426015251_124953602_o

12. Bueno, tus influencias, artistas como Picasso o Dalí, se les tachaba de estar poco cuerdos. Pero y ¿quién no está loco, sobre todo en este mundo del arte?

El arte, la poesía, la escritura en general… Los artistas son personas sensibles, que reflejan con palabras o dibujos sus emociones o cómo perciben el mundo desde su realidad. Es como una liberación de sentimientos y de frustraciones también.

13. Ya para finalizar, quien quiera contactar contigo, ¿cómo puede hacerlo?

Sí, siempre que alguien quiera ilustraciones, retratos o murales, pueden contactar conmigo mandándome un correo a: tinika_94@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú