Provincia El Hospital Reina Sofía adquiere dos nuevos equipos de hemodinámica de alta gama para realizar cateterismos cardiacos

ReinaSofía

La consejera de Salud, Marina Álvarez, visitó en la mañana de ayer el Laboratorio de Hemodinámica del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, que ha renovado recientemente dos de sus cuatro equipos para contar con la tecnología más avanzada existente en este campo de la Cardiología Intervencionista. Los nuevos equipamientos son de alta gama y aportan, según ha destacado Álvarez, mayor calidad, precisión y, en definitiva, más seguridad en la realización de procedimientos cardiacos diagnósticos y terapéuticos. La posibilidad de obtener mejores imágenes con menor radiación para el enfermo y el profesional es otra de las principales ventajas que aportan los nuevos equipos.

Esta tecnología puntera permitirá aumentar la actividad asistencial de los profesionales de Hemodinámica aproximadamente un 10%. Los cardiólogos intervencionistas del complejo sanitario cordobés realizan actualmente alrededor de una veintena de procedimientos diarios, sumando casos urgentes y programados.

El responsable de la Unidad de Gestión Clínica de Cardiología del hospital cordobés, Manuel Pan, manifestó que en estas dos nuevas salas se tratan “a pacientes con enfermedad coronaria, valvular o congénita. Son personas que han sufrido un infarto de miocardio o situaciones propensas que lo puedan desencadenar, como una angina de pecho; pacientes con enfermedades de la arteria aorta o mitral que necesitan el implante de una prótesis e incluso pacientes pediátricos o adultos con cardiopatías congénitas”.

Mejoras asistenciales y versatilidad
La renovación de equipamiento ha conllevado mejoras asistenciales. En la actualidad, el Laboratorio de Hemodinámica dispone de cuatro salas para la realización de cateterismos, ubicadas en la misma área y compartiendo una zona de espera de pacientes y el área de control (excepto una de ellas que cuenta con control independiente). También alberga dependencias administrativas y de formación. Su ubicación en la primera planta del Hospital General, junto a la UCI, facilita la atención rápida del paciente en caso de necesidad.

Disponer de cuatro salas en total proporciona versatilidad a la hora de programar los casos, ya que es posible asignar a cada paciente la sala más apropiada en función de su patología. Las dos salas renovadas, que han tenido un coste de 1,4 millones de euros, y una de las anteriores se utilizan para la resolución de patologías coronarias, comunicaciones interventriculares, implantes de válvulas y otras situaciones cardiacas dificultosas. La cuarta sala se destina a procedimientos electrofisiológicos, para estudiar o tratar las arritmias.

La primera reforma del Laboratorio de Hemodinámica se completó hace 10 años y supuso la incorporación de dos salas nuevas de cateterismo. Desde entonces hasta la fecha actual se han ido acometiendo mejoras (como la creación de una nueva zona administrativa y sala de formación, entre otras) y el equipamiento también se ha ido actualizando de manera progresiva, actuaciones que forman parte del Plan de Modernización Integral (PMI).

Actividad asistencial
Los cardiólogos del Hospital Reina Sofía realizan anualmente casi 3.900 cateterismos diagnósticos y terapéuticos y 441 estudios de electrofisiología. El constante incremento de las patologías cardiacas se acompaña también de un aumento de las indicaciones de la realización de cateterismos. En términos generales, este servicio registró en el último año 3.850 ingresos, con una estancia media de 4,52 días y se atendieron 25.448 consultas externas (17.257 sucesivas y 8.191 primeras).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú