Dos proyectos de desarrollo de la Fundación Social Universal obtienen subvenciones de la Diputación de Córdoba

DSC01117
Foto: Fundación Social Universal

La FSU prosigue su trabajo de cooperación en favor
de la mejora de la gestión pública y de la seguridad alimentaria en Perú y
Ecuador. La Diputación de Córdoba aprueba dos nuevas subvenciones para dar continuidad
a dos proyectos en las regiones
andinas de Perú y Ecuador.  El
coste total de estos proyectos asciende a
88.861,79 €, siendo el aporte económico de la Diputación de Córdoba de 64.983,07
euros.

 

Según señala
la Fundación Social Universal en un comunicado, la soberanía alimentaria,
además de ser una prioridad del estado ecuatoriano, es una necesidad urgente y
sentida por las comunidades del pueblo Saraguro, en la región sur de Ecuador. Con
el nuevo proyecto que han desarrollado pretenden fortalecer y ampliar la
intervención en nuevas comunidades campesinas e indígenas no favorecidas hasta
la fecha, mediante el fomento de la agroecología, la nutrición y el manejo
ambiental sostenible.

 

En primer
lugar, este colectivo plantea la formación de promotores en agroecología y
conservación ambiental, quienes en sus respectivas comunidades promoverán
acciones de difusión y sensibilización, así como la réplica de los
conocimientos adquiridos a su familia y demás miembros comunitarios.

 

En un segundo
resultado se proyecta la implementación de “chakras” antes denominadas unidades
productivas agroecológicas – conformadas por huertos ecológicos con productos
andinos, hortalizas y plantas medicinales, pastos naturales y suelos mejorados,
abonos orgánicos, plantas forestales y frutales y, en algunos casos, por
módulos para la crianza de animales menores (cuyes o gallinas ponedoras).

 

Un tercer
resultado plantea la necesidad de fomentar la protección ambiental, en especial
de las fuentes de agua, en base a la disposición de políticas y normativas que
garanticen la sostenibilidad del entorno natural y al compromiso de los
Gobiernos Autónomos Descentralizados parroquiales a través de la creación de
instrumentos que viabilicen su accionar y la inversión de los presupuestos
participativos en este campo. 

 

En conclusión,
con una capacitación sostenida y una práctica agrícola en concordancia con los
principios de la agroecología y la promoción ambiental, la Fundación Social
Universal  pretende asegurar la disponibilidad
de alimentos nutritivos, así como la definición de estrategias concertadas
sobre protección ambiental que culminen en la formulación de resoluciones
parroquiales de áreas protegidas.
Finalmente, se promoverá la participación en ferias y la vinculación y
el reconocimiento de las familias productoras a la plataforma de trabajo que
tiene la red agroecológica para la venta local de sus productos.

 

Por
otra parte y en el marco del proceso de modernización y reforma del Estado
peruano, se proseguirá la ejecución del programa iniciado en 2013 destinado que
el gobierno regional y once municipalidades del Cusco estén comprometidos en
garantizar una adecuada gestión de los servicios públicos con la participación
de la ciudadanía. Para su logro se han identificado 3 resultados:

 

En
primer lugar que los ciudadanos conozcan su rol en la gestión de servicios
públicos. A partir del diagnóstico de brecha de capacidades, producto del
primer año del programa, se  han
identificado las brechas a cubrir y que serán trabajadas a  partir de los procesos de formación a líderes
y lideresas, así como desde las iniciativas desarrolladas por los alumnos para
que puedan hacer un verdadero ejercicio ciudadano en la gestión participativa
de los servicios públicos.

 

En
segundo lugar, se pretende desarrollar buenas capacidades institucionales y
habilidades profesionales en la gestión de la información y de los servicios
públicos locales. Actualmente se viene desarrollando un diplomado dirigido al
funcionariado municipal que fortalecerá sus capacidades en la gestión de los
servicios públicos, sobre todo asumiendo la necesidad de involucrar a la
ciudadanía en su prestación. A partir de ello se desarrollará la asesoría para
el diseño de instrumentos y mecanismos de gestión participativa de los
servicios públicos.

 

Finalmente,
se fortalecerán los procesos municipales de recaudación y gestión
administrativa. El acompañamiento a las municipalidades que ya tienen los
sistemas instalados está permitiendo verificar primero el incremento en la mejora
de la recaudación, la apropiación del sistema y su buen uso; también se evalúa
como una herramienta muy importante para su trabajo lo que nos va permitir
instalar los sistemas en otras municipalidades.

 

 

 

Menú