El IAM lanza una iniciativa de coeducación que trabajará con 500 niños y niñas cordobeses de Educación Infantil y Primaria en la prevención del machismo

El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ha puesto en marcha una iniciativa de coeducación dirigida a trabajar en Córdoba con 500 niños y niñas de educación infantil y primaria en la prevención del machismo. La coordinadora provincial del IAM, Mercedes Bermudez, ha asistido en un colegio de Almodóvar del Río a uno de los talleres del nuevo programa ‘La Violencia no es un Juego”.

El objetivo de esta campaña es favorecer la eliminación de estereotipos machistas, promover la resolución pacífica de conflictos y el desarrollo de relaciones humanas igualitarias y libres de violencia de género. La iniciativa va dirigida a niños y niñas de tercer curso de educación infantil y primero, cuarto y quinto de primaria y contempla la realización de talleres coeducativos presenciales en diez municipios de la provincia de Córdoba durante el último trimestre de 2014.

Con una duración de dos horas cada uno, los talleres serán impartidos en horario lectivo por una persona profesional experta en género. La elección del alumnado de entre 5 y 7 años se debe a que en estas edades se crea la propia identidad, se comienzan a entender las consecuencias de las conductas propias y ajenas y se empiezan a analizar las diferencias de género que la sociedad establece. Según ha explicado la coordinadora del IAM es un “momento clave para aprender a construir relaciones en igualdad y prevenir posibles situaciones de violencia”.

Con este grupo, los talleres girarán en torno a una representación teatral, donde la docente interpretará a una duenda “despistada”, ‘Mijita’, que busca ayuda en los colegios a los que va para poder cum-plir su mayor sueño: ser la protagonista de su propio cuento, en contra de lo que se espera de ella. A partir de ahí se trabajará, a través del juego cooperativo, en la idea de que niños y niñas pueden hacer las mismas cosas, enseñando así al alumnado a distinguir entre las diferencias biológicas y culturales, a reconocer y gestionar de forma positiva las emociones y sentimientos, a desmontar roles tradicionales de género y a respetar a las demás personas.

Habrá un segundo tipo de talleres destinado al alumnado de quinto y sexto de primaria (entre 9 y 11 años), donde comienzan las relaciones afectivas, la atracción por otras personas y la reproducción de muchos estereotipos sexistas aprendidos a través de multitud de canales. “Una edad adecuada, previa a la adolescencia, para generar un espíritu crítico, para replantearse lo aprendido y para atajar a tiempo el machismo y la violencia de género”, ha señalado Bermúdez.

Los talleres trabajarán en la teoría sexo-género, en la reflexión sobre productos culturales que perpetúan las desigualdades, en el fomento del respeto y la resolución pacífica de conflictos y en la corresponsabilidad. Con apoyo audiovisual, la metodología estará más centrada en el diálogo y en el intercambio de ideas, para hacer reflexionar al alumnado y favorecer posturas más críticas.

Bermúdez ha destacado durante el taller la importancia de favorecer la coeducación y la educación en igualdad como vías para construir una sociedad igualitaria. La asunción de roles y modelos de comportamiento se asume en edades muy tempranas por lo que debemos contribuir a que las generaciones futuras detecten y eliminen aquellos estereotipos que se reproducen en la sociedad a través de la moda, la cultura, la religión, el cine, la televisión, los videojuegos, etc.

El nuevo programa se suma al conjunto de iniciativas que desarrolla la Junta de Andalucía para fomentar la igualdad de género desde el ámbito educativo. En este sentido, hay que recordar que el IAM trabaja desde sus inicios con toda la comunidad educativa. A través, por ejemplo, de programas para formar al profesorado ¬más de 4.400 profesionales andaluces han aprendido perspectiva de género. Igualmente con el programa para Ampas se ha trabajado con 4.200 madres y padres de Andalucía. Con el propio alumnado se viene trabajando en todas las etapas educativas con campañas y materiales didácticos que se trabajan en las aulas y en las redes sociales, como ‘El Alma de los Cuentos’, ‘Superlola’, ‘Iguales y diferentes’, ‘Andalucía Detecta’, ‘Sí es Amor’ o la App ‘Detecta Amor’.

Junto a ello, la normativa autonómica ha permitido que Andalucía sea la única comunidad autónoma que tiene en cada centro educativo una persona Coordinadora de Coeducación y una persona experta incorporada en los Consejos Escolares, al tiempo que cuenta con la materia optativa en Educación Secundaria ‘Cambios Sociales y Género’, de oferta obligatoria.

Menú