La DGT se reúne con los ayuntamientos para colaborar y mejorar la seguridad vial en las vías urbanas

DGTayuntamientos_1
Foto: cedida.
La Dirección General de Tráfico ha convocado a una reunión de trabajo a las autoridades locales de más de 20.000 habitantes para aunar esfuerzos y colaborar en la mejora de la seguridad vial en el ámbito urbano. Además de esta coordinación entre administraciones, otro de los motivos para convocar este encuentro es que los accidentes con víctimas en zona urbana siguen representando un importante porcentaje (57%) así como las victimas que ocasionan: el 24% de los muertos, 42% de los heridos graves y el 55% de los heridos leves. Lo que nos revela una tendencia al alza desde 2011.  
También anteriormente se había observado un menor ritmo de reducción: la tendencia de descenso desde 2003 es de entre 1,4 y 3 veces inferior a la mejora de la siniestralidad registrada en las vías interurbanas. Según los datos registrados por la DGT, el 24% de los fallecidos en el año  y el 57% de los accidentes con víctimas se produjeron en vías urbanas.
 
Estos datos y la necesidad de mejora de los mismos, a corto y medio plazo, es lo que ha llevado a la DGT a convocar a los representantes de los ayuntamientos de toda España para tratar de crear puentes, coordinar e impulsar medidas que redunden en una mejora de la seguridad vial.
La seguridad vial, la congestión generada por el tráfico rodado y la contaminación medioambiental que los vehículos generan son tres factores importantes que preocupan a los responsables municipales, en lo que a movilidad se refiere.
 
Entre las actuaciones que los ayuntamientos  pueden llevar a cabo y que redundarían en una menor siniestralidad vial destacan: la mejora en la recogida de información en materia de accidentes, la evaluación de los accidentes en el territorio, la reordenación del territorio para minimizar los desplazamientos de la ciudadanía en sus quehaceres diarios, la integración
de los diferentes modos de desplazamiento en el núcleo urbano, la posibilidad de intervenir con modificaciones estructurales de bajo coste para segregar y apaciguar los diferentes tipos de tráfico, promoviendo específicamente, por ejemplo, la implantación de los caminos escolares seguros y de los planes de seguridad vial, el uso de medidas telemáticas de control de tráfico, la adscripción a las campañas de seguridad vial que programa la DGT,  o la inclusión en las actividades formativas del municipio de aspectos de movilidad segura orientado al público objetivo al que se dirijan.
También se ha abordado, la posibilidad que tienen los ayuntamientos de firmar convenios de colaboración con la DGT (algunos ya los han firmado)  para seguir trabajando conjuntamente no solo en mejorar la seguridad vial sino  en dar un mejor y eficaz servicio a los ciudadanos, en lo que a aspectos administrativos se refiere.

Menú